¿Sabías que la luz puede afectar a la concentración de los alumnos? Si queremos fomentar la concentración de los alumnos, elegir una correcta temperatura de color también es importante. Puede que no lo supieras, pero esta puede afectar a nuestro estado de ánimo. ¡Te explicamos por qué!

-Si elegimos una temperatura demasiado fría (6000K), la luz será similar a la que tenemos a primera hora de la mañana. Esto confundirá a nuestro cerebro, enviándole la señal de que tenemos que despertarnos y consiguiendo con ello que los alumnos estén sobreestimulados.

-Por el contrario, si colocamos una luz cálida (2700K) a los alumnos les dará una sensación de relajación, les apetecerá tomarse algo caliente y acurrucarse a descansar.

Ante esta información, te preguntarás cuál sería la mejor opción. ¡Te la damos! Desde ROBLAN, recomiendan optar por una temperatura de color neutro (4000k), de esta manera nos aseguramos de no influir negativamente en la concentración de los estudiantes.

Además, gracias a la compatibilidad de las luminarias ROBLAN con productos IOT los profesores pueden determinar el tono de luz que requieren sus alumnos acorde con las actividades que estén realizando. Si se trata de un examen siempre deberán optar por una luz más blanca que genere mayor atención; en clases de infantil o tiempos de siesta deberán optar por una luz más cálida que rebaje su energía, y en las horas lectivas corrientes lo ideal sería optar por una luz más fría.

Incidencia de la luz natural y ahorro energético en las aulas

La normativa de eficiencia energética nos obliga también a prestar atención a la incidencia de la luz natural en el espacio que vayamos a iluminar, algo que, a su vez, nos ayudará a lograr un mayor ahorro energético. Para conseguirlo, debemos instalar un sensor de luminosidad. ¿Qué nos aportará?

Contando con un sensor de luminosidad, las luminarias controlarán su intensidad según la influencia de la luz natural en las aulas. Así, las luminarias más próximas a las ventanas (colocadas en un rango de hasta cinco metros desde las ventanas hacia dentro del aula) han de contar con un sistema de regulación obligatorio.

Además, una buena iluminación LED controlada y gestionada correctamente puede suponer un ahorro de entre 50 y 70% frente a la iluminación convencional, gracias a:

-El aprovechamiento de la luz diurna por medio de sectores.

-La instalación de sistemas de iluminación inteligente (Casambi, de ROBLAN, por ejemplo) para ver y controlar el consumo de energía por área y uso. Así, se puede descubrir cuándo encender o apagar la luz, dónde instalar sensores de presencia o temporizadores, cuándo contar con atenuaciones o sensores de luz diurna para reducir aún más el gasto energético.

Si tienes alguna duda con la iluminación inteligente, puedes hablar con nosotros mediante estos canales:

📲WhatsApp: 681106242. 📞Telef.:943 945 078 ✉E-mailinfo@inhogar.net