Tag Archive termo eléctrico

Mantenimiento del termo eléctrico: Consejos y recomendaciones

termo eléctrico

Si queremos que nuestro termo eléctrico funcione correctamente con el paso del tiempo es importante que lo sometamos a controles regulares para evitar problemas o averías que a la larga puede suponer un problema y un desembolso importante de dinero.

Su mantenimiento depende de la capacidad que tenga, de la cantidad de personas que lo usen y de su uso diario.

Para mantenerlo es importante que se revise el ánodo de magnesio, una pieza que ayuda a retener la cal para que la cuba no se vea sometida a la corrosión, ya que la cal es uno de los problemas que acaba desgastando más a los termos eléctricos.

¿Cada cuánto tiempo se recomienda hacer la revisión o mantenimiento del termo eléctrico?

La revisión del termo eléctrico debe ser una actividad obligatoria. Se recomienda hacer una revisión en el período de 6 a 2 años, dependiendo de la calidad del termo y la dureza del agua.

Es importante que el termo esté sometido a una revisión regular para evitar problemas con el paso del tiempo.

Además debemos tener en cuenta que hay dos tipos de mantemiento: el mantenimiento cotidiano que hace el propio usuario del termo y el mantenimiento profesional que lo realizará un experto y profesional cuando sea necesario.

Consejos y recomendaciones básicas para mantener a punto el termo eléctrico

  • Realiza una revisión periódica cada 6 meses el estado del termo eléctrico para asegurarte que funciona sin ningún problema.
  • Cuando te vayas de vacaciones o en períodos largos de tiempo desconecta el termo para evitar su deterioro, reducir su consumo y alargar su vida útil.
  • No uses la temperatura máxima, usa la temperatura recomendada según tu uso para evitar problemas y conseguir un ahorro en tu factura de electricidad.
  • Sustituye de forma frecuente el ánodo de magnesio. Es una pieza que se deteriora con el tiempo por el efecto de la cal del agua y ayuda a evitar la corrosión que se produce por el contacto de agua y el metal. Esta pieza tiene una vida útil limitada, por lo que la frecuencia de su sustitución dependerá de la dureza del agua y te permitirá que el termo funcione correctamente y alargue así su vida útil.
  • Observa los manguitos dieléctricos. Son elementos de goma que sirven para separar las piezas de metales diferentes para evitar la electrólisis. Revisa su estado y si su material está degradado será necesario que los sustituyas por unos nuevos.
  • Ten en cuenta la instalación, las normas de seguridad, las propiedades y el mantenimiento del termo eléctrico que dispongas.

Si quieres cambiar tu termo eléctrico visita nuestra tienda online inhogar.net

Fuente: blog tuandco

Cómo elegir un termo eléctrico

Estas pensando en comprar un termo eléctrico y necesitas ayuda para saber cuál es el que más se adecúa a tus necesidades, te explicamos cómo elegirlo según sus características técnicas.

¿Características a tener en cuenta antes de elegir un termo eléctrico?

Según las circunstancias personales de cada uno, deberemos de escoger entre un modelo u otro, por eso te contamos lo que no debes pasar por alto antes de decidirte a comprar tu termo:

La capacidad

La capacidad del depósito del termo es lo primero en lo que debes fijarte. En función de la cantidad de personas que vivan en tu casa y del hábito de consumo, tendrás que escoger una depósito con más o menos litros. Cada termo ofrece un tiempo de calentamiento diferente. ¿Vas a consumir mucha agua caliente de golpe o, por el contrario, el consumo lo vas a distribuir a lo largo del día, a diferentes horas? Es imprescindible tener esto en cuenta para ahorrarte el tiempo de espera hasta que el termo se caliente otra vez.

La dureza del agua

En lugares donde el agua tiene mucha cal, se recomienda el uso de termo con resistencias envainadas. Estas no se encuentran directamente en contacto con el agua y por lo tanto la cal no obstruye la resistencia.

Por otro lado, tenemos las resistencias blindadas. Para zonas con aguas duras no se recomienda este tipo, ya que se estropean antes al permanecer en contacto directo con la cal. Sin embargo, estas resistencias calientan de forma más rápida porque transmiten el calor directamente al agua.

El lugar de colocación

Según el espacio donde vayas a instalar el termo, te interesa comprar uno que permita la instalación horizontal o la instalación vertical. Los termos suelen requerir bastante espacio, pero hoy en día también puedes adquirir termos eléctricos de pequeño tamaño. Ideales para espacios reducidos y/o para guardar la estética. Son termos que permiten incluso su instalación dentro de un mueble bajo de cocina.

Sea como sea tu termo, lo recomendable es instalarlo lo más cerca posible de donde vayas a utilizar el agua para evitar pérdidas de calor. Eso sí, siempre será mejor contar con la ayuda de instaladores expertos para realizar el trabajo. Ellos podrán corroborar si el lugar donde quieres colocar el termo es seguro para evitar averías indeseadas.

Otros aspectos

Los últimos tres puntos son fundamentales para elegir bien un termo eléctrico para el hogar. No obstante, hay más detalles que también debes tener en cuenta. Existen termos que permiten regular la temperatura del agua o, por el contrario, son de temperatura fija. Otro aspecto importante que no podíamos dejar de lado es la eficiencia energética. A la hora de comprar un termo eléctrico es importante fijarse en su clasificación energética para comprobar que estamos eligiendo un termo eléctrico eficiente.

En www.inhogar.net tenemos el termo eléctrico que necesitas, y si aún tienes dudas envíanos un whatsapp y te ayudamos con todo: 681106242