Poder dar más o menos intensidad a nuestra iluminación según lo que necesitemos en cada momento mejora el confort, alarga la vida de nuestras lámparas y nos hace ahorrar en la factura de la luz de una manera bastante considerable.

Las últimas novedades en reguladores de iluminación (dimmers) nos brindan un futuro acogedor y ahorrador al alcance de todos los bolsillos.

Al hablar de confort en general, la parte de la iluminación juega un papel muy importante a la hora de obtener una mejora. Poder adaptar el uso de la luz artificial en espacios interiores nos permite generar el ambiente necesario para cada momento y ocasión consiguiendo así estancias más agradables.

Al regular la intensidad de la luz no sólo ganamos en comodidad, contribuimos también al desarrollo del medio ambiente con un notable ahorro en electricidad y ayudamos a alargar la vida útil de las bombillas.

Crear una atmósfera personalizada variando la luminosidad se consigue automáticamente con dispositivos de regulación de iluminación, los dimmers.

Nos centramos en dos sistemas de regulación:

*La regulación 1/10V es un sistema analógico para el control de la intensidad con reactancias electrónicas regulables o Drivers 1/10V. Con este sistema regulamos el flujo luminoso entre el 0% y el 100% mediante la variación de una señal continua entre 1V y 10V, pero sólo regula, por lo que si necesitamos apagar las luminarias al regulador habrá que incorporarle un relé que permita la desconexión física de la alimentación.

*La regulación DALI es un sistema digital con reactancias electrónicas regulables o Drivers DALI. El sistema DALI es internacional y asegura al 100% la compatibilidad entre diferentes fabricantes. Su cableado es más simple y se pueden conectar todos los equipos en paralelo.

Dónde emplear la regulación automática

Existen dos aplicaciones:

  • Los sistemas de regulación constantes, aprovechan la luz natural intentando minimizar el uso de luz artificial, ahorrando hasta un 40%. Este sistema compensa la luz natural con la artificial manteniendo siempre un nivel mínimo de iluminación fijado con anterioridad. Este sistema es ideal para lugares donde existe un aporte externo de luz natural: colegios, universidades…
  • Los detectores de movimiento con ajuste mínimo, que permiten fijar un nivel determinado de encendido mínimo, manteniendo en todo momento una luz residual, y, al no apagar por completo las luces siempre se mantiene una luz de seguridad. Este sistema es ideal para zonas con pasillos, parkings…

Cualquier duda puedes consultarnos:

Llama al 943 945 078

Escribe un mail a info@inhogar.net

Manda un Whatsapp al 681 106 242

Te respondemos lo antes posible