Recomendaciones para minimizar la pérdida de energía y reducir el recibo de la luz:

Con el precio de la electricidad marcando un nuevo máximo histórico cada día, hay que tener en cuenta que tanto en casas como en empresas existe energía que se pierde, son aparatos que no están en funcionamiento y tienen un pequeño consumo interno que está siendo registrado por el contador.

Además, subrayan desde APIEM, también se pueden producir pequeñas derivaciones de energía a tierra que contribuyen a incrementar el recibo eléctrico.

-Una forma de acabar con ella es desenchufar los aparatos que puedan ser desenchufados y no dejarlos en modo stand by; cafetera, ordenador, la impresora, etc. Es decir, los pequeños electrodomésticos, pero también, aunque con un consumo mínimo, aquellas lámparas y cargadores de móvil que dejamos enchufados ‘in eternum‘ o a la electrónica que puede estar consumiendo; tele, home cinema, aire acondicionado, decodificador de la TDT, el DVD y las videoconsolas.

-En el caso de la lavadora, el horno o el lavavajillas, tendríamos que bajar el automático del cuadro eléctrico destinado a estos aparatos. Lo que no se debe desenchufar es el frigorífico o el router, por seguridad.

Además la asociación de instaladores madrileña recomienda realizar revisiones eléctricas periódicas de la mano de profesionales habilitados para comprobar si el diferencial cumple con su función de detectar las derivaciones de energía.

FUENTE: Material eléctrico.