Monthly Archive septiembre 2017

Da un toque relajante a tu baño

Nuestros amigos de Jacob Delafon dicen que un cuarto de baño agradable te invita a relajarte y a disfrutar del momento.

Con unos pequeños trucos convertirás tu cuarto de baño en una zona de relax donde encontrarte como en el cielo.

Uno de los consejos más sencillos de poner en práctica es llenar de naturaleza tu baño. Coloca plantas que necesiten poca luz o unas ramas exóticas en un jarrón, verás cómo tienes la sensación de evadirte en la naturaleza.

Bote sifónico, cómo limpiarlo

Si tienes algún atasco o malos olores en tu baño, puede que tengas atascado tu bote sifónico.

El bote sifónico reúne todas las salidas de los sifones de tu baño (lavabo, bidé, bañera o plato de ducha) en una sola conectándose a la bajante general de tu casa. Con este sistema consigues no tener una salida para cada sifón.

De esta manera, cuando tenemos alguna obstrucción, olores desagradables… podemos acceder a él y limpiarlo de pelos, desechos o incluso poder recuperar objetos que se nos han caído por los desagües.

Si haces un mantenimiento periódico de tu bote sifónico evitarás problemas indeseables a la larga.

El bote sifónico va debajo de esa placa metálica redonda que puedes tener en tu cuarto de baño.

Acceder a él es muy sencillo:

*Desmonta el embellecedor metálico que lo protege, para ello necesitarás un destornillador.

*Suelta la tapa plástica que lo cubre. Cuando lo vayas a hacer te recomendamos tener cerca un paño o fregona ya que si lo que tienes es un atasco, puede que te salga agua sucia de dentro del bote.

*Tendrá tantas salidas conectadas como desagües unidos a él y una irá a la salida general.

Su funcionamiento es muy sencillo, el agua llega de los diferentes desagües y se va acumulando hasta dejar todas las salidas sumergidas, de esta manera cierra el posible paso de malos olores de la bajante hacia el baño haciendo la función que hace un sifón convencional. Cuando los residuos circulan con el agua y se depositan en el bote sifónico se produce el atasco.

Vacía el bote de estos residuos hasta que lo dejes limpio. Vuelve a montar otra vez tanto la tapa plástica como el embellecedor metálico y abre un grifo o tira de la cadena del inodoro.

Si la limpieza se ha realizado correctamente, el agua volverá a correr sin ningún problema y adiós a los malos olores y atascos.

Si el atasco persiste, tendrás que llamar a un profesional, ya que puede que éste se encuentre en la bajante del edificio o en alguna de las cañerías.

 

 

Mantenimiento del termo: el ánodo de magnesio

El termo eléctrico, por poco mantenimiento que necesite, requiere ciertas tareas para conservarlo en óptimas condiciones. La principal tarea de mantenimiento de tu termo se centra en la revisión anual del ánodo de magnesio. Revisando esta pieza alargarás la vida del termo y te ahorrarás futuros problemas.

¿Sabes qué es el ánodo de magnesio?

Es una especie de vaina, normalmente de acero, que va recubierta de magnesio. Su función es la de proteger del desgaste y la corrosión del termo. Por lo que es una pieza principal en este aparato.

Normalmente, los termos se fabrican en acero vitrificado, cuando se llenan de agua, dentro de ellos se produce una reacción electrolítica que tiende a corroer las paredes. Para protegerlos de esta reacción se le instala este ánodo ya que su función es absorber esta electrólisis, de esta manera, el ánodo sufre esta corrosión y el interior del termo sigue en buen estado.

Se utiliza el magnesio ya que es más reactivo que el acero.

Por ello, es fundamental realizar una inspección de dicha pieza una vez al año para cambiarlo cuando esté desgastado o a punto de hacerlo y no dañar tu termo.

Para cambiarlo, simplemente ponte en contacto con el SAT de la marca de tu termo, ellos te lo harán de manera rápida y sencilla.

¿Qué es la ITE?

La Inspección Técnica de un Edificio (ITE) es un informe técnico que, una vez realizada, describe una inspección visual del edificio, su estado de conservación, los desperfectos que tiene y sus posibles causas. Este informe incluye una propuesta de las obras necesarias para reparar las deficiencias encontradas. Se complementa con un informe sobre las condiciones básicas de accesibilidad universal y con el certificado de eficiencia energética del edificio.

Esta inspección será de utilidad para programar y priorizar las reparaciones que el estado de conservación que edificios de más de 50 años requieren.

 

¿Quién tiene obligación de presentar la ITE?

La debe de presentar la propiedad del edificio y debe considerarse en el deber legal de conservación del mismo. Incumplir esta obligación se considera infracción urbanística.

 ¿Dónde y cuándo hay que presentarla?

Se presentará en el Ayuntamiento en los plazos que éste determine.

¿Quién puede redactar la ITE?

El personal técnico para poder redactar la ITE lo establece la Ley de Ordenación de la Edificación y, en general, requiere titulación de arquitectura técnica o superior. Al terminar las obras, el personal autorizado certificará la idoneidad de éstas.

¿Qué contiene la ITE?

Contendrá una descripción del estado general de los elementos que componen la edificación: estructura, cimentación, fachadas, instalaciones y cubiertas. Contendrán también la evaluación de las condiciones básicas de accesibilidad universal y la certificación de la eficiencia energética del edificio. Incluirá las posibles causas de los desperfectos observados y una propuesta de intervención, clasificándola como: inmediata, muy urgente, urgente, necesaria a medio plazo o de mantenimiento.

¿A qué obliga el informe de la ITE?

Las comunidades están obligadas a realizar los arreglos que estén  clasificados como inmediatos, muy urgentes o urgentes y, al finalizarlas, presentar en el Ayuntamiento un certificado técnico justificativo de que se han arreglado las deficiencias observadas, mediante documento normalizado.