943 945 078

vaso-expansion

Vamos primero a identificar el vaso de expansión. Es esa especie de bombona roja o blanca que solemos tener dentro de la caldera, junto a un termo…

Básicamente es un elemento de seguridad de cualquier instalación conectada a un circuito hidráulico.

La función de un vaso de expansión es la de absorber el aumento de presión del agua que se genera en los circuitos de calefacción o Agua Calienta Sanitaria (A.C.S.) cuando ésta se calienta. Como bien sabemos, si aumentamos la temperatura aumenta la presión, y si disminuimos la temperatura, también disminuye la presión.

Hay dos tipos de vasos de expansión: abiertos y cerrados. En este blog nos centraremos en los cerrados.

*Vaso de expansión cerrado:

Es un depósito metálico dividido en su interior en dos zonas por medio de una membrana elástica impermeable.

Una zona está en contacto con el circuito de calefacción y por tanto con agua y la otra zona llena de aire o gas inerte a la presión de trabajo.

esquema-vaso¿Cómo funciona?

Imaginemos un globo conectado a la instalación de calefacción o del termo. Con el agua fría , el globo está deshinchado. Conforme va subiendo la temperatura, también va subiendo la presión y el exceso de presión lo va absorbiendo el globo

¿Cómo sustituirlo?

Lo sustituiremos por otro con las mismas características de presión y volumen.

Para ello vaciaremos la caldera o termo y como está unido por un latiguillo, al estar vacío soltaremos el latiguillo y sustituiremos el nuevo por el viejo. Por seguridad te recomendamos sustituir también el latiguillo, pieza relativamente barata por la que no merece la pena jugársela.

En un principio los vasos ya vienen cargados de aire de fábrica , pero si lo queremos comprobar basta con que usemos una bomba de inflar ruedas.

A continuación volveremos a llenar de agua la caldera o termo. Si tenemos un circuito de calefacción, una vez llena la caldera, te recomendamos purgar los radiadores para eliminar las posibles bolsas de aire que se hallan originado en el circuito.

Es recomendable al menos una vez cada seis meses comprobar la presión a través de la válvula de hinchado y ver que ésta se mantiene en valores predeterminados.

Nunca desmontes el vaso de expansión sin despresurizar antes la instalación.