943 945 078

Si no quieres seguir pagando recibos desorbitados por la energía que consumes en casa, ten en cuenta estas sencillas recomendaciones. Así gastarás menos y estarás ayudando a frenar el cambio climático.

Según la asociación de consumidores Facua, los recibos de la luz de un usuario tipo han pasado de una media de 66,33€  a 74,73€ el último trimestre.

Hay que tener en cuenta que la luz representa el 20% del gasto energético en la mayoría de los hogares.

Te proponemos realizar unas acciones muy simples que te ayudarán a disminuir tus gastos y de paso colaborarás en la conservación de nuestro Planeta:

 

*Solicita una auditoría energética

Te indicarán las zonas de la casa en las que se podría mejorar el ahorro energético proponiendo soluciones.

*Aísla tu casa

Para el ahorro energético es fundamental que controles las posibles fugas de aire que puedas tener en tus ventanas y puertas. Una manera sencilla y barata de atajar estas fugas en las ventanas es aplicando un poco de silicona o masilla.

*Reemplaza las bombillas convencionales

A pesar de suponer un gasto inicial, las bombillas LED suponen un ahorro de hasta un 85% en tu factura de la luz. Es uno de los cambios más sencillos que puedes hacer y con el que más ahorro puedes obtener.

*Coloca cortinas y alfombras

Tanto el calor como el frío se transmite a través de suelos y ventanas. Durante el invierno utiliza cortinas y alfombras para aislarte de los puntos fríos. Puede suponer hasta un 20% de ahorro energético. Durante el verano, mantén echadas las persianas y cortinas a las horas de más sol y ábrelas cuando caiga éste.

*Desenchufa todo lo que puedas

Desenchufa todo lo que no vayas a utilizar durante largo tiempo. Pantallas de ordenador o televisión cuando te vayas a dormir o de vacaciones. Procura no abusar del stand-by.

*Date duchas cortas

No deberías pasar más de 6 minutos debajo del chorro de agua de tu ducha, y por supuesto, procura no bañarte.

*Apaga las luces

No tengas encendidas las luces que no vas a necesitar, con este pequeño gesto ahorrarás en tu factura de la luz.

*Lava con agua fría

Los nuevos detergentes están diseñados para lavar toda la ropa con agua fría. A demás cuidarás más tus prendas más queridas. Procura lavar por las noches si tienes contratada tarifa nocturna.

*Baja la temperatura del agua de tu caldera

Baja la temperatura del agua caliente de tu caldera o termo a 40ºC, a parte de estar ahorrando, evitarás posibles quemaduras a la hora de ducharte.

*Coloca ahorradores en tus grifos

Colocando ahorradores de caudal en tus grifos, llegarás a ahorrar hasta un 60% en la factura del agua.

*No enfríes ni calientes tu casa cuando esté vacía

Programa el termostato de tu calefacción para que ponga en marcha la caldera 25 minutos antes de que llegues a casa. Dejar encendida la caldera o el aire acondicionado mientras no estás en casa es una manera de desperdiciar energía y gastar tontamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *