943 945 078

El mango de ducha es un lugar propenso para acumular la cal que trae el agua, sin embargo no hay que cambiarlo cada vez que se atasca por este motivo.

Normalmente, lo que se suele atascar por la cal son los pequeños agujeros por donde sale el agua. Si no lo limpias periódicamente puede que se te ciegue el mango por completo y que casi no te surta de agua para ducharte.

Una limpieza periódica te evitará estas incomodidades y te dejará disfrutar de una ducha agradable y placentera.

Puedes desatascar el mango de ducha con un sencillo método.

* Desmonta el mango de ducha: suéltalo del flexo que viene del grifo.

* Prepara la mezcla anti-cal: mete el mango de ducha en un recipiente suficientemente grande para que te quepa entero. Prepara 1 parte de vinagre por cada tres de agua.

* Déjalo en remojo unos 30 minutos para que se ablande la cal y vaya liberando los orificios. Si puedes dejarlo toda la noche aún mejor.

* Con un viejo cepillo de dientes limpia estos pequeños agujeros para liberarlos de la cal por completo.

* Seca el mango de ducha y vuélvelo a conectar al flexo que te viene del grifo.

Ahora el agua te saldrá de una manera homogénea

ww

El mango de ducha es un lugar propenso para acumular la cal que trae el agua, sin embargo no hay que cambiarlo cada vez que se atasca por este motivo.

Normalmente, lo que se suele atascar por la cal son los pequeños agujeros por donde sale el agua. Si no lo limpias periódicamente puede que se te ciegue el mango por completo y que casi no te surta de agua para ducharte.

Una limpieza periódica te evitará estas incomodidades y te dejará disfrutar de una ducha agradable y placentera.

Puedes desatascar el mango con un sencillo método.

* Desmonta el mango de ducha: suéltalo del flexo que viene del grifo.

* Prepara la mezcla anti-cal: mete el mango de ducha en un recipiente suficientemente grande para que te quepa entero. Prepara 1 parte de vinagre por cada tres de agua.

* Déjalo en remojo unos 30 minutos para que se ablande la cal y vaya liberando los orificios. Si puedes dejarlo toda la noche aún mejor.

* Con un viejo cepillo de dientes limpia estos pequeños agujeros para liberarlos de la cal por completo.

* Seca el mango de ducha y vuélvelo a conectar al flexo que te viene del grifo.

Ahora el agua te saldrá de una manera homogénea