943 945 078

El tema de los malos olores suele ser bastante desagradable y se generan cuando se atasca algún desagüe por residuos que se quedan atrapados en alguna de sus partes.

Este fuerte olor es fruto de malos hábitos que practicamos todos los días y que, a veces, los hacemos sin darnos cuenta.

Aquí os dejamos algunos casos que podemos evitar de una sencilla manera:

*Los jabones y detergentes

Estos componentes van formando bolas que  con el tiempo pueden llegar a producir atascos en tus cañerías. Intenta utilizar jabones líquidos.

*El sellado de los tubos

El sellado de las tuberías de los inodoros, fregaderos… suelen degradarse por causa de la humedad y el moho, como causa aparece un molesto olor que con el tiempo va a más. Revisa tus puntos de sellado y renuévalos periódicamente.

*Tuberías viejas

En este tipo de tuberías, aparte de tener el problema de posibles roturas y desperfectos, también tenemos el problema añadido de poder generarse atascos. Limpia periódicamente las tuberías con desatascadores.

*Pelos en los sifones de duchas y bañeras

Es uno de los casos más comunes de atascos. Tras las duchas y baños, nuestro cuerpo desprende pelos que se van acumulando en los sifones. Basta con que los limpies de vez en cuando para que no tengas ningún problema.

*Restos de alimentos

Los restos de alimentos que se van por los fregadreros son una de las principales causas de la generación del mal olor y atasco en las cañerías. Utiliza pequeños filtros en la válvula de tu fregadero con el fin de que estos pequeños elementos queden ahí depositados y no vayan a tus tuberías.

Siguiendo estas sencillas pautas, podemos mejorar nuestras cañerías y ralentizar la aparición de estos desagradables olores.

La primera prueba de que el desagüe de tu lavabo, fregadero, bañera o plato de ducha  se está atascando la ves cuando el agua se va más lentamente por el sifón.

Muchas veces nosotros somos los causantes de estos atascos. ¿Se te ocurre cómo?

Te damos algunos ejemplos y qué pautas seguir para que esto no te suceda.

.-Los detergentes, geles de ducha o jabones que usamos se van acumulando en las cañerías, si aparte de esto echamos el aceite de cocinar por la fregadera conseguimos que estos jabones se adhieran más fácil.

.- El los platos de ducha y bañeras se recogen mucha cantidad de pelo en sus sifones. Una limpieza periódica facilitará que el agua fluya mejor y tengamos menos posibilidades de atascos.

.-Evita en la medida de lo posible que la comida se cuele por la tubería del fregadero. Basta con poner un tapón con agujeros para que los restos se queden en él y con que lo limpies después de cada fregado ayudarás a que tus tuberías estén en mejor estado.

Cuando te des cuenta que el agua empieza a correr más lento por tus desagües lo acertado es recurrir a un simple desatascador, probablemente te baste con esto.

A pesar de que a veces se recomienda utilizar alambres o algún objeto que ayude al desatasco, nuestra opinión es contraria a estos usos ya que se nos pueden colar en las tuberías y hacer que el problema sea mayor o incluso perforar o dañar la tubería.

Si el problema persiste, tendrás que llamar a un profesional.

water-783355La primera prueba de que el desagüe de tu lavabo, fregadero, bañera o plato de ducha se está atascando la ves cuando el agua se va más lentamente por el sifón.
Muchas veces nosotros somos los causantes de estos atascos. ¿Se te ocurre cómo?
Te damos algunos ejemplos y qué pautas seguir para que esto no te suceda.
.-Los detergentes, geles de ducha o jabones que usamos se van acumulando en las cañerías, si aparte de esto echamos el aceite de cocinar por la fregadera conseguimos que estos jabones se adhieran más fácil.
.- El los platos de ducha y bañeras se recogen mucha cantidad de pelo en sus sifones. Una limpieza periódica facilitará que el agua fluya mejor y tengamos menos posibilidades de atascos.
.-Evita en la medida de lo posible que la comida se cuele por la tubería del fregadero. Basta con poner un tapón con agujeros para que los restos se queden en él y con que lo limpies después de cada fregado ayudarás a que tus tuberías estén en mejor estado.
Cuando te des cuenta que el agua empieza a correr más lento por tus desagües lo acertado es recurrir a un simple desatascador, probablemente te baste con esto.
A pesar de que a veces se recomienda utilizar alambres o algún objeto que ayude al desatasco, nuestra opinión es contraria a estos usos ya que se nos pueden colar en las tuberías y hacer que el problema sea mayor o incluso perforar o dañar la tubería.
Si el problema persiste, tendrás que llamar a un profesional.