943 945 078

Si tienes algún atasco o malos olores en tu baño, puede que tengas atascado tu bote sifónico.

El bote sifónico reúne todas las salidas de los sifones de tu baño (lavabo, bidé, bañera o plato de ducha) en una sola conectándose a la bajante general de tu casa. Con este sistema consigues no tener una salida para cada sifón.

De esta manera, cuando tenemos alguna obstrucción, olores desagradables… podemos acceder a él y limpiarlo de pelos, desechos o incluso poder recuperar objetos que se nos han caído por los desagües.

Si haces un mantenimiento periódico de tu bote sifónico evitarás problemas indeseables a la larga.

El bote sifónico va debajo de esa placa metálica redonda que puedes tener en tu cuarto de baño.

Acceder a él es muy sencillo:

*Desmonta el embellecedor metálico que lo protege, para ello necesitarás un destornillador.

*Suelta la tapa plástica que lo cubre. Cuando lo vayas a hacer te recomendamos tener cerca un paño o fregona ya que si lo que tienes es un atasco, puede que te salga agua sucia de dentro del bote.

*Tendrá tantas salidas conectadas como desagües unidos a él y una irá a la salida general.

Su funcionamiento es muy sencillo, el agua llega de los diferentes desagües y se va acumulando hasta dejar todas las salidas sumergidas, de esta manera cierra el posible paso de malos olores de la bajante hacia el baño haciendo la función que hace un sifón convencional. Cuando los residuos circulan con el agua y se depositan en el bote sifónico se produce el atasco.

Vacía el bote de estos residuos hasta que lo dejes limpio. Vuelve a montar otra vez tanto la tapa plástica como el embellecedor metálico y abre un grifo o tira de la cadena del inodoro.

Si la limpieza se ha realizado correctamente, el agua volverá a correr sin ningún problema y adiós a los malos olores y atascos.

Si el atasco persiste, tendrás que llamar a un profesional, ya que puede que éste se encuentre en la bajante del edificio o en alguna de las cañerías.

 

 

La primera prueba de que el desagüe de tu lavabo, fregadero, bañera o plato de ducha  se está atascando la ves cuando el agua se va más lentamente por el sifón.

Muchas veces nosotros somos los causantes de estos atascos. ¿Se te ocurre cómo?

Te damos algunos ejemplos y qué pautas seguir para que esto no te suceda.

.-Los detergentes, geles de ducha o jabones que usamos se van acumulando en las cañerías, si aparte de esto echamos el aceite de cocinar por la fregadera conseguimos que estos jabones se adhieran más fácil.

.- El los platos de ducha y bañeras se recogen mucha cantidad de pelo en sus sifones. Una limpieza periódica facilitará que el agua fluya mejor y tengamos menos posibilidades de atascos.

.-Evita en la medida de lo posible que la comida se cuele por la tubería del fregadero. Basta con poner un tapón con agujeros para que los restos se queden en él y con que lo limpies después de cada fregado ayudarás a que tus tuberías estén en mejor estado.

Cuando te des cuenta que el agua empieza a correr más lento por tus desagües lo acertado es recurrir a un simple desatascador, probablemente te baste con esto.

A pesar de que a veces se recomienda utilizar alambres o algún objeto que ayude al desatasco, nuestra opinión es contraria a estos usos ya que se nos pueden colar en las tuberías y hacer que el problema sea mayor o incluso perforar o dañar la tubería.

Si el problema persiste, tendrás que llamar a un profesional.