943 945 078

Cuando el calor empieza a apretar, ¿qué hacer si la temperatura de casa empieza a ser insoportable? Si optas por instalar aire acondicionado en su vivienda, debes de tener cuidado si no quieres ver tus bolsillos vacíos por la factura eléctrica. Elegir el dispositivo adecuado y cambiar algunos de nuestros hábitos pueden ayudarnos a no quedarnos en bancarrota los meses de calor.

Te  damos 5 consejos para ahorrar en el aire acondicionado:

 

 1.- Elije el equipo más adecuado: para un consumo inteligente pon atención en la etiqueta energética del aparato. Hay aparatos que consumes hasta un 60% más que otros con las mismas prestaciones. La Unión Europea, para luchar contra los efectos del impacto ambiental, ha preparado dos directivas que establecen un nuevo etiquetado y marcan unos requisitos mínimos de eficiencia energética para aparatos con potencias iguales o inferiores a 12 kW.

El aire acondicionado no hay que verlo como un gasto si no como una inversión, porque el dinero se amortiza con el tiempo. Los metros cuadrados no son el único indicador para elegir la potencia, depende también del clima del lugar, de la orientación de la vivienda, del  aislamiento de ésta…

2.- Cuidado con la temperatura: uno de los errores más frecuentes es poner la temperatura del aire más baja que la deseada para enfriar antes la estancia. Con esto lo único que se consigue es engordar la factura de la luz ya que cada grado que bajamos supone un 8% de consumo adicional. La temperatura adecuada en verano está entre los 22 y 25 grados con un nivel de humedad entre el 40% y 60%, en invierno entre 21 y 23 grados con una humedad entre el 40% y 50%. Se recomienda también que la diferencia de  temperatura entre el exterior y el interior nunca supere los 12ºC para no provocar un choque térmico muy brusco.

3.– No sirve cualquier ubicación: para que el termostato refleje correctamente la temperatura, no lo coloques en zonas con corrientes, ni cerca de fuentes de calor, esto desvirtúa la medición.

También las unidades exteriores tienen que estar protegidas de la radiación directa del sol, porque esta puede empeorar el rendimiento. Colócalos donde haya suficiente espacio para que circule el aire.

4.-Usa el aparato de manera eficiente: cierra puertas y ventanas cuando pongas en marcha el aparato, así evitarás que el frío se vaya por los pasillos. Limpia los filtros de los split un par de veces por temporada. Es un atarea sencilla pero beneficia en el rendimiento del aparato. Controla que el aire que echa sea tan frío como cuando lo instalaste, si  no es así puede que haya perdido refrigerante. En este caso avisa a un técnico para que te solucione el problema.

5.- Busca otros aliados contra el calor: ventila tu hogar a las horas más frescas del día. Instala toldos, cierra las persianas a las horas de  más sol.

Esperemos haberte ayudado con estos sencillos consejos.

 

El aire acondicionado portátil tiene la gran ventaja de que lo puedes llevar a los lugares de la casa que quieras climatizar en cada momento de una manera fácil y rápida proporcionándote unas prestaciones parejas a los equipos de aire acondicionado fijos sin instalación previa.

Para elegir el aire acondicionado portátil ten en cuenta la potencia que necesitas, calcula aproximadamente entre 100 y 140 frigorías por m².

Su funcionamiento es muy sencillo: aspira el aire caliente que hay en el ambiente y lo mete en el aparato a través de unas ranuras. Este aire circula por el interior de la aparato y se enfría gracias a unos tubos con refrigerante que hay en el interior. Después lanza al exterior el aire ya refrigerado, y la parte del aire que no refrigera lo expulsa a la calle, por eso debes colocar el aparato junto a la ventana.

Una de las mayores ventajas que tienen los aparatos de aire acondicionado portátiles es que no necesitan instalación, otra es que cada vez son más compactos por lo que no te ocuparán mucho espacio y lo podrás colocar en espacios reducidos.

Prácticamente no tienen mantenimiento, simplemente te bastará con limpiar periódicamente los filtros y evitar que se acumule la humedad producida por la condensación al refrigerar el aire.

Los aparatos de aire acondicionado portátiles necesitan una salida para el aire caliente, por eso necesitas instalar un tubo que lleve este aire a la calle, por eso normalmente se instalan en la ventana.

Es muy importante que uses adecuadamente tu aparato de aire acondicionado para que no te lleves un susto con tu factura de la luz. Con mantener el aparato a 25ºC es suficiente para tener una temperatura agradable y evitar el derroche.

Si necesitas más información, ponte en contacto con nuestro equipo de climatización, ellos te explicarán lo que necesites saber al respecto.

Puedes llamar, de lunes a viernees, de 8:00 a 13:00 y de 15:00 a 18:00. Nos puedes escribir un mail a info@inhogar.net o nos puedes enviar por Whatsapp escribiendo al 681106242. Te atenderemos lo antes posible.

ventilador

Atrás quedan los sistemas de aire acondicionado cuyos consumos eléctricos eran muy elevados. Entre un equipo de hace años y uno eficiente de ahora se puede estimar un ahorro de hasta un 80% , e incluso más dependiendo de la clase energética.

El mejor sistema para las altas temperaturas dentro de una vivienda es la bomba de calor reversible (frío-calor) ya que su coste es asumible y en el mercado podemos encontrar gran oferta de aparatos y precios.

Hoy por hoy los fabricantes dan gran importancia al consumo eficiente de energía y al rendimiento.

Mirándolo desde el prisma del comprador, el precio no debe ser el único valor para comprar un aparato, al menos si lo que se pretende es reducir la factura de la luz a fin de mes y amortizar el equipo lo antes posible. Para hacernos una idea: un aparato con calificación energética A++ puede llegar a consumir entre un 35% y un 40% menos que uno calificado como A.

Lo que más consume en un aparato de aire acondicionado es el compresor de la bomba de calor. Los sistemas con tecnología inverter, hoy por hoy casi todos, ahorran entre un 30% y un 35% respecto a los aparatos sin esta tecnología, a demás de conseguir mejor sensación térmica y reducir el nivel sonoro. Esto sucede porque son capaces de conseguir rápidamente la temperatura deseada y mantenerla de forma constate, a diferencia de los modelos convencionales que arrancan y para cuando alcanzan la temperatura.

El tipo de equipo depende de los metros cuadrados del habitáculo a climatizar, las horas de luz que éste recibe, su orientación y parámetros. Lo mejor es dejarse asesorar por un instalador homologado.

Es interesante elegir aparatos con filtros que atrapen partículas de polvo microscópicas y que tengan  funciones como la de modo nocturno, que permiten ahorrar energía sin sobrecalentar o enfriar en demasía el ambiente mientras dormimos.

Tendremos en cuenta que para ahorrar fijaremos en el termostato una temperatura de consigna de 25ºC en verano. Bajar un grado en la temperatura puede suponer un gasto extra del 8% en consumo. No por ajustar la temperatura muy baja al encender enfriaremos antes. Lo único que conseguiremos será forzar el aparato y derrochar energía.

Sin título-1

El aire acondicionado portátil tiene la gran ventaja de que lo puedes llevar a los lugares de la casa que quieras climatizar en cada momento de una manera fácil y rápida proporcionándote unas prestaciones parejas a los equipos de aire acondicionado fijos sin instalación previa.

Para elegir el aire acondicionado portátil ten en cuenta la potencia que necesitas, calcula aproximadamente entre 100 y 140 frigorías por m².

Su fuHAVA4001.1ncionamiento es muy sencillo: aspira el aire caliente que hay en el ambiente y lo mete en el aparato a través de unas ranuras. Este aire circula por el interior de la aparato y se enfría gracias a unos tubos con refrigerante que hay en el interior. Después lanza al exterior el aire ya refrigerado, y la parte del aire que no refrigera lo expulsa a la calle, por eso debes colocar el aparato junto a la ventana.

Una de las mayores ventajas que tienen los aparatos de aire acondicionado portátiles es que no necesitan instalación, otra es que cada vez son más compactos por lo que no te ocuparán mucho espacio y lo podrás colocar en espacios reducidos.

Prácticamente no tienen mantenimiento, simplemente te bastará con limpiar periódicamente los filtros y evitar que se acumule la humedad producida por la condensación al refrigerar el aire.

Los aparatos de aire acondicionado portátiles necesitan una salida para el aire caliente, por eso necesitas instalar un tubo que lleve este aire a la calle, por eso normalmente se instalan en la ventana.

Es muy importante que uses adecuadamente tu aparato de aire acondicionado para que no te lleves un susto con tu factura de la luz. Con mantener el aparato a 25ºC es suficiente para tener una temperatura agradable y evitar el derroche.

Si tienes alguna duda o consulta puedes llamar al 943945078 o enviar un correo a info@inhogar.net y nuestro equipo te atenderá muy gustosamente.

El deshumidificador condensa el excedente de humedad, evitando que se instale en paredes y otras superficies. No es la solución a algunos problemas, ya que si por ejemplo contamos con un problema de humedad por agua estancanda, paliamos el exceso de humedad, pero el problema sigue ahí.

Sobre todo, si tu hogar está expuesto a sufrir problemas de humedad, te dejamos algunas razones, con las que podrías plantearte colocar un deshumidificador:

Una vez la humedad ha entrado, puede provocar desperfectos en la vivienda complicadas de solucionar. Ten en cuenta que los excesos de humedad provocan moho, oxidación o condensación de agua en las ventanas, muebles y paredes.

Si no cuentas con un aparato de aire acondicionado, y/o no ves viable por  lo menos a corto plazo colocar una instalación en casa para ello, el deshumidificador es ideal. Ten en cuenta que te evitas los gastos de instalación.

deshumidificador

¿Te huele alguna estancia a humedad? Una razón bastante probable sea que por alguna zona se está filtrando agua y esta queda estancada.

El moho provocado por la humedad puede causar problemas de salud agravando molestias como el asma, artritis o reumatismos. Si en tu casa algún familiar, niños, etc… sufren de este tipo de afecciones, un deshumidificador ayudará a mantener la estancia en condiciones.

La humedad también favorece la proliferación de microorganismos y gérmenes.

En el momento de colocar este post contamos con una referencia en oferta, de las que nos quedan las últimas unidades. Se trata del deshumidificador Kayami Style 16-M de Iberemec, ideal para estancias de hasta 100 m2. Si estás interesad@ en algún otro modelo o necesitas más información, ya sabes que puedes contactar con sat@inhogar.net