943 945 078

El primer paso es el de recablear la luminaria fluorescente para anular la reactancia y el cebador, conectando la FASE en un extremo y el NEUTRO al otro.

PASO 1: Apagar el equipo y comprobar que no le llaga corriente eléctrica.

imag_1

PASO 2: Quitar la fluorescente que va a ser sustituida. Unir los dos cables que llegan a la reactancia para anularla. Para anular el cebador, primero lo quitaremos y después cortaremos el cable que une el portacebadores a los dos extremos de la luminaria.

imag_2

PASO 3: Sujetar el tubo led que pretendes colocar. Conectar la FASE al portafluorescentes de un extremo y el NEUTRO al portafluorescentes del otro extremo. MUY IMPORTANTE, elegir en ambos porte fluorescentes el mismo pincho para realizar conexión.

imag_3

PASO 4: Tienes tu tubo Led ya instalado. Empieza a ahorrar en la factura de electricidad.

Cada región y cada casa tiene unas particularidades climáticas que determinan  las características que debe cumplir el radiador eléctrico, tales como potencia, etc., para conseguir el mayor rendimiento con el mínimo gasto.

A continuación os indicamos lo que hay que tener en cuenta para calcular la potencia necesaria del radiador en función de las características de tu casa:

 

1- Identificar como es la zona donde se ubica la vivienda:

mapa de temperatura

 

2- Sabiendo la orientación y el aislamiento de la vivienda obtener el porcentaje watios

por metro cuadrado(W/m2 )

tabla calculo potencia

 

3- Multicar el coeficiente en W/m2  por el número de metros cuadrados de cada habitáculo y elegir el radiador eléctrico que posea una potencia    eléctrica igual o superior.

     Ejemplo: Una vivienda ubicada en Madrid con aislamiento y orientación OESTE-SUR necesitará para un habitáculo de 15 m2 un radiador de 1125W o más.

       Formula:   75W/m2 X15m2 = 1125W

 

 

Como sabéis, si tenéis alguna duda podéis consultarla a través de nuestro correo o teléfono de atención al cliente:

Contacto Inhogar

Si en tu casa tienes radiadores de agua, no te pierdas el artículo que subimos recientemente y en el que explicábamos cómo calcular el número de elementos de radiador necesarios para el hogar

 

 

El aspecto más importante a la hora de calcular las pérdidas de carga térmica de una vivienda es conocer los materiales que componen la envolvente (aislamiento térmico).

Para realizar un cálculo orientativo sin entrar al detalle en los materiales que componen la envolvente, dividiremos el edificio en dos casos:

 

Caso A.-Vivienda anterior al Código Técnico de Edificación de 2007 (ratio 120w/m2)

Caso B.-Vivienda posterior (ratio 100w/m2)

 

Tomaremos como altura del habitáculo 2.5 metros y para las orientaciones tendremos en cuenta los siguientes incrementos:

.-Orientación Norte:15%

.-Orientación Este:10%

.-Orientación Oeste:5%

.-Orientación Sur:0%

 

Hagamos un ejemplo para una habitación de 10m2 orientada al Este:

Caso A: (10m2 X 120w/m2) + 10% =1320w

Caso B: (10m2 X100w/m2) + 10% =1100w

 

Sabiendo la distancia entre ejes del radiador que queremos, calcularemos cuántos elementos necesitamos. Para ello miraremos las potencias con un salto térmico de 50oC, dado por el fabricante. El ejemplo lo haremos con un radiador de 350 entre ejes:

potencia radiador

 

 

 

 

 

 

 

 

Mirando la ficha técnica del producto, observamos que la potencia por elemento es de 88w. Entonces:

 

Caso A: 1320w/88 = 15 elementos

Caso B: 1100w/88 = 12.5 entonces elegiríamos un radiador de 13 elementos

 

De todas maneras, si tienes alguna pregunta no dudes en ponerte en contacto con nuestro Servicio de atención al cliente (sat@inhogar.net) y te la solucionaremos.

Si últimamente te has visto en situación de tener que cambiar las bombillas, probablemente la opción de led ha sido una de las alternativas. ¿Se trata de una moda? ¿Realmente merece la pena pagar más por lo mismo? ¿Se amortiza a lo largo del año?

Te dejamos nueve razones para que te cambies al led. Te invitamos a que les eches un vistazo, y después, tú decides. Ya sabes que puedes contactar con nosotros si te queda cualquier duda:

1Alta eficiencia energética.

La tecnología Led aprovecha un 90% de la energía que consume para producir luz y un 10% para producir calor. En el caso de las incandescentes convencionales los valores se invierten siendo un 90% lo que se usa para producir calor y unicamente un 10% para producir luz. Las bombillas de bajo consumo usan un 30% para producir calor y un 70% para luz.

2-Muy bajo consumo y ahorro a largo plazo.

Gracias al uso eficiente de energía, la tecnología Led consume un 65% menos que las bombillas de bajo consumo y un 90% menos que las bombillas incandescentes tradicionales.

En consecuencia, el ahorro económico puede llegar hasta un 90% de la factura de la luz y una rápida amortización de la inversión inicial. 

3-Duración.

Las bombillas Led tienen una duración de alrededor de 50.000 horas, es decir, entre 20 y 30 años en un uso de 10 horas diarias durante 365 días al año. La amortización está asegurada así como el coste de sustitución y reemplazo.

led cocina

4-Indice de reproducción del color.

La iluminación Led consigue una óptima reproducción de la luz, equiparable a la luz halógena, emitiendo una luz natural que reproduce con precisión el color de los objetos.

La iluminación de bombillas de bajo consumo por el contrario, poseen un índice bajo de reproducción del color dando un aspecto poco natural. 

5-Baja emisión de calor.

Como se indica en el punto 1º,  la luz Led pierde un porcentaje mínimo de la electricidad en producir calor de ahí su gran eficiencia. Puede decirse que es una luz fría, que no emite calor. Al contrario que las luces halógenas que pierden el 90% de la electricidad en producir calor. Basta con colocarse cerca de una de estas luces halógenas para notar el calor con el  consiguiente peligro de quemarse a la hora de manipularlas.

6-Encendido instantáneo.

A diferencia de las bombillas de bajo consumo, la iluminación Led consigue un encendido y apagado instantáneo. Por ello, son muy útiles para las instalaciones equipadas con sistema de encendido por sensor de movimiento, por ejemplo, los descansillos y zonas comunes de tu bloque de viviendas.

7-Material ecológico.

Las bombillas Led son totalmente reciclables al no contener mercurio ni otros materiales tóxicos como se usan en otras bombillas. 

8- Material resistente.

Las bombillas Led muestran una alta resistencia a golpes debido a la ausencia de filamentos y partes mecánicas sensibles.

9-Ausencia de ultravioleta.

Al no emitir rayos ultravioletas, la iluminación Led evita la atracción de insectos.

Por último, recuerda que estas garantías están validadas por las primeras marcas. Si encuentras aparentemente la misma bombilla, a precios muy diferentes entre una primera marca y una blanca, recuerda, nadie da duros a pesetas… no estamos hablando de las mismas prestaciones.