943 945 078

Si no quieres seguir pagando recibos desorbitados por la energía que consumes en casa, ten en cuenta estas sencillas recomendaciones. Así gastarás menos y estarás ayudando a frenar el cambio climático.

Según la asociación de consumidores Facua, los recibos de la luz de un usuario tipo han pasado de una media de 66,33€  a 74,73€ el último trimestre.

Hay que tener en cuenta que la luz representa el 20% del gasto energético en la mayoría de los hogares.

Te proponemos realizar unas acciones muy simples que te ayudarán a disminuir tus gastos y de paso colaborarás en la conservación de nuestro Planeta:

 

*Solicita una auditoría energética

Te indicarán las zonas de la casa en las que se podría mejorar el ahorro energético proponiendo soluciones.

*Aísla tu casa

Para el ahorro energético es fundamental que controles las posibles fugas de aire que puedas tener en tus ventanas y puertas. Una manera sencilla y barata de atajar estas fugas en las ventanas es aplicando un poco de silicona o masilla.

*Reemplaza las bombillas convencionales

A pesar de suponer un gasto inicial, las bombillas LED suponen un ahorro de hasta un 85% en tu factura de la luz. Es uno de los cambios más sencillos que puedes hacer y con el que más ahorro puedes obtener.

*Coloca cortinas y alfombras

Tanto el calor como el frío se transmite a través de suelos y ventanas. Durante el invierno utiliza cortinas y alfombras para aislarte de los puntos fríos. Puede suponer hasta un 20% de ahorro energético. Durante el verano, mantén echadas las persianas y cortinas a las horas de más sol y ábrelas cuando caiga éste.

*Desenchufa todo lo que puedas

Desenchufa todo lo que no vayas a utilizar durante largo tiempo. Pantallas de ordenador o televisión cuando te vayas a dormir o de vacaciones. Procura no abusar del stand-by.

*Date duchas cortas

No deberías pasar más de 6 minutos debajo del chorro de agua de tu ducha, y por supuesto, procura no bañarte.

*Apaga las luces

No tengas encendidas las luces que no vas a necesitar, con este pequeño gesto ahorrarás en tu factura de la luz.

*Lava con agua fría

Los nuevos detergentes están diseñados para lavar toda la ropa con agua fría. A demás cuidarás más tus prendas más queridas. Procura lavar por las noches si tienes contratada tarifa nocturna.

*Baja la temperatura del agua de tu caldera

Baja la temperatura del agua caliente de tu caldera o termo a 40ºC, a parte de estar ahorrando, evitarás posibles quemaduras a la hora de ducharte.

*Coloca ahorradores en tus grifos

Colocando ahorradores de caudal en tus grifos, llegarás a ahorrar hasta un 60% en la factura del agua.

*No enfríes ni calientes tu casa cuando esté vacía

Programa el termostato de tu calefacción para que ponga en marcha la caldera 25 minutos antes de que llegues a casa. Dejar encendida la caldera o el aire acondicionado mientras no estás en casa es una manera de desperdiciar energía y gastar tontamente.

 

Leave a Comment

El consumo energético de nuestra casa (luz, gas y agua) supone una buena parte de nuestro sueldo, a la par de contribuir a la contaminación ambiental. Por lo que mejorar la eficiencia energética de tu casa, te supondrá un sustancial ahorro en las factura y, de paso, contribuirás a mantener nuestro planeta.

Uno de los problemas más comunes es el excesivo gasto en calefacción en la época invernal y de aire acondicionado en la época estival. Si es tu caso, revisa el aislamiento térmico de tu casa. Te dejamos unas pautas en las que tienes que fijarte:

*Las puertas son una fuga de calor

Si tus puertas no están bien selladas, de poco te servirá estar cerrándolas constantemente. Te proponemos usar cintas de sellado, una forma rápida y barata de solucionar el problema, por lo menos, hasta que decidas cambiar tus puertas. Tener unas puertas bien selladas, de manera que no te entre el frío o calor exterior, supone un ahorro de hasta un 25%.

*Mejora las ventanas

Los cristales climalit con doble acristalamiento es la mejor opción para aislar tus ventanas correctamente. Si no te puedes permitir instalar estas ventanas, puedes colocar láminas solares, te ayudarán a reducir la entrada de frío hasta un 20%. Si colocas cortinas o persianas en tus ventanas te ayudarán también a aislarte mejor del frío y del calor exterior.

*Coloca un cronotermostato

Sacar un buen rendimiento a tus radiadores también te ayudará a ahorrar en tus facturas. Lo primero que tienes que hacer es purgar bien tus radiadores, así funcionarán a pleno rendimiento.

Te recomendamos instales un cronotermostato en tu instalación, podrás así programar a qué horas se encienda y a qué se apague de manera que cuando llegues a casa, la tengas a una temperatura confortable y no tengas que hacer un gasto superior en gas.

Pero para ahorrar en tu consumo energético y hacer que tu casa sea más eficiente, no vale sólo con estas premisas. Un buen aislamiento es imprescindible para optimizar la eficiencia energética. Puede que tengas que aislar tabiques y paredes exteriores de tu casa inyectando material aislante en ellas. Sabemos que estas reformas son más costosas y necesitarás de un especialista para que te las pueda realizar, pero a la larga amortizarás esta inversión y tu bolsillo lo agradecerá.

Con estos sencillos y prácticos trucos no sólo ahorrarás en tu factura de la luz, estarás también colaborando en la protección de medio ambiente.

Aquí te dejamos unos trucos:

*instala bombillas de LED, consumen hasta un 85% menos que las tradicionales y son más duraderas. Las amortizarás en poco tiempo.

*aprovéchate siempre que puedas de la luz natural y pinta las paredes y techos de colores claros para potenciar esta luz.

*no dejes tus aparatos eléctricos en standby. Apágalos cuando no los vayas a utilizar, te ahorrarás entre un 10 y 15% en tu próxima factura.

*regula adecuadamente la temperatura de tu frigorífico, con cada grado de más, el consumo aumenta un 5%

*si tienes que cambiar algún electrodoméstico, cómpralo con etiqueta energética A+++

*coloca un cronotermostato en tu sistema de calefacción, así podrás programarlo para cuando esté en casa o fuera de ella

*pon la lavadora y lavavajillas cuando estén a plena carga y utiliza programas de temperatura moderada, reducirás así el consumo energético

*aprovecha el calor residual del la placa vitrocerámica. Apágala un poco antes de terminar la cocción de los alimentos, con el calor residual se terminarán de cocer y ahorrarás en tu factura de luz

*aísla bien tus puertas y ventanas, que no se te escape por ahí el calor de tu calefacción ni te entre calor extra en verano

Con estos sencillos y prácticos trucos tus facturas y tu bolsillo lo notarán gratamente.

 

ahorro

Una de las maneras más sencillas de ahorrarnos un dinero al año, es revisando el gasto que hacemos en electricidad en nuestra casa, oficina…

Gestos muy sencillos pueden ayudarnos a conseguirlo, notándolo en nuestros bolsillos y en la salud del planeta.

En este blog te daremos unas pautas sencillas de cumplir:

*Ahorra electricidad en invierno

Con los días de frío, con airear durante 5 minutos tu casa es suficiente, así no se te escapará el calor conseguido gracias a tu calefacción.

Coloca perfiles aislantes en las partes bajas de las puertas, así no se te escapará el calor.

Aísla bien tus ventanas y cerramientos.

No pongas tu calefacción a más de 21ºC.

*Ahorra electricidad en verano

Mantén las ventanas cerradas y con las persianas echadas a las horas de más calor, así no calentarás tu casa en exceso y gastarás menos en aire acondicionado o ventiladores.

Si tienes aire acondicionado, lo ideal es ponerlo a 24ºC, nunca menos de 22 grados.

*Coloca bombillas de LED

Con las bombillas de LED tu consumo en luz bajará hasta un 80% respecto a las bombillas de incandescencia. En un principio, el gasto te puede parecer excesivo, ya que estas bombillas son más caras, pero en poco tiempo habrás amortizado tu gasto.

*El stand by no supone ahorro en la factura

Todo lo contrario, es un gasto innecesario. Por ejemplo, la televisión toda la noche en stand by consume lo equivalente a estar encendida durante hora y media. Por eso, te recomendamos que apagues por completo los aparatos que no vayas a utilizar, o coloques bases de enchufe múltiples con interruptor. Así apagarás de una tacada estos aparatos, videos, televisión, ordenador…

Con este sencillo gesto podrás ahorrarte hasta 50 € al año.

*Ahorra en la cocina

Pon tu lavadora o lavavajillas a pleno rendimiento, son aparatos que tienen un alto consumo energético.

Cuando pongas algo a cocer, pon la tapa en la cazuela, así tardará menos en llegar a hervir y gastarás menos electricidad.

El electrodoméstico que más consume es el frigorífico; no metas cosas calientes ni te lo dejes abierto.

A la hora de comprar uno nuevo, busca el que tenga certificado energético A+++