943 945 078

 

Si estás pensando en comprar un ventilador, no dejes de leer este artículo.

El funcionamiento de un ventilador no requiere de mucha explicación. La energía eléctrica hace girar unas aspas a mucha velocidad que hacen mover el aire cercano. Pero, hay que tener claro que los ventiladores no enfrían el aire, sino que lo mueven. Si dejas un ventilador en marcha en una habitación, cuando vuelvas, la temperatura será la misma. Lo que hacen es conseguir que la temperatura que experimentas sea más baja al desplazar el aire que te rodea. Esto favorece la evaporación del sudor permitiendo que la piel transpire, con lo que la sensación de calor disminuye.

 

*Ventajas del ventilador respecto al aire acondicionado:

.Los ventiladores son más baratos y la instalación que necesitan es bastante sencilla, a veces basta con enchufarlos a la red.

. A diferencia de los aparatos de aire acondicionado, los ventiladores no necesitan de mantenimiento.

. Un ventilador consume menos energía que un aparato de aire acondicionado.

. Un ventilador lo puedes mover de habitación en habitación, incluso sacarlo a la terraza. El aire acondicionado está en un punto fijo.

*El ventilador es compatible con el aire acondicionado:

Una manera de ahorrar en la factura de la luz es poner el ventilador cerca del aparato de aire acondicionado, de manera que te ayude a dispersar mejor el aire frío. Esto es muy útil porque puedes subir algún grado en tu aparato de aire con el ahorro que esto conlleva.

*Tipos de ventiladores:

Hay muchos tipos de ventilador: de sobremesa, de techo, de pie… pero tienes que tener muy claro para qué lo queremos a la hora de decantarte por uno u otro.

En un principio hay que tener en cuenta las velocidades del ventilador, que aumenta la posibilidad de refrescar pero también el consumo.

Es muy importante ver si las aspas están protegidas, por el riesgo que eso puede conllevar.

.-Ventilador de sobremesa: de pequeño tamaño y bastante económicos, pero no suelen tener mucha potencia.

.-Ventilador de pared: son los que se fijan a la pared. Tienen una sencilla instalación y son ideales para para espacios pequeños. Es importante elegir bien la pared para que el ángulo de giro del ventilador abarque la mayor parte del habitáculo.

.-Ventilador de techo: mueven el aire de arriba a abajo. Hay que tener en cuenta el tamaño de las aspas, a mayor aspa más aire moverá. Es recomendable compralos con mando a distancia, sólo por la comodidad que supone manejarlos desde el sofá.

.-Ventilador de pie: puedes regularlos en altura e inclinación. Ofrece infinitas posibilidades para mover el aire justo como nosotros queremos.

.-Tipo torre: las aspas están más protegidas por lo que son más seguros. Fíjate en las velocidades y potencia, si tiene modo nocturno…