943 945 078

El consumo energético de nuestra casa (luz, gas y agua) supone una buena parte de nuestro sueldo, a la par de contribuir a la contaminación ambiental. Por lo que mejorar la eficiencia energética de tu casa, te supondrá un sustancial ahorro en las factura y, de paso, contribuirás a mantener nuestro planeta.

Uno de los problemas más comunes es el excesivo gasto en calefacción en la época invernal y de aire acondicionado en la época estival. Si es tu caso, revisa el aislamiento térmico de tu casa. Te dejamos unas pautas en las que tienes que fijarte:

*Las puertas son una fuga de calor

Si tus puertas no están bien selladas, de poco te servirá estar cerrándolas constantemente. Te proponemos usar cintas de sellado, una forma rápida y barata de solucionar el problema, por lo menos, hasta que decidas cambiar tus puertas. Tener unas puertas bien selladas, de manera que no te entre el frío o calor exterior, supone un ahorro de hasta un 25%.

*Mejora las ventanas

Los cristales climalit con doble acristalamiento es la mejor opción para aislar tus ventanas correctamente. Si no te puedes permitir instalar estas ventanas, puedes colocar láminas solares, te ayudarán a reducir la entrada de frío hasta un 20%. Si colocas cortinas o persianas en tus ventanas te ayudarán también a aislarte mejor del frío y del calor exterior.

*Coloca un cronotermostato

Sacar un buen rendimiento a tus radiadores también te ayudará a ahorrar en tus facturas. Lo primero que tienes que hacer es purgar bien tus radiadores, así funcionarán a pleno rendimiento.

Te recomendamos instales un cronotermostato en tu instalación, podrás así programar a qué horas se encienda y a qué se apague de manera que cuando llegues a casa, la tengas a una temperatura confortable y no tengas que hacer un gasto superior en gas.

Pero para ahorrar en tu consumo energético y hacer que tu casa sea más eficiente, no vale sólo con estas premisas. Un buen aislamiento es imprescindible para optimizar la eficiencia energética. Puede que tengas que aislar tabiques y paredes exteriores de tu casa inyectando material aislante en ellas. Sabemos que estas reformas son más costosas y necesitarás de un especialista para que te las pueda realizar, pero a la larga amortizarás esta inversión y tu bolsillo lo agradecerá.