943 945 078

purchasing-689442

¿Conoces tus derechos como comprador por Internet?

Cada vez somos más las personas que decidimos comprar por Internet y a veces no somos conscientes de algunos de los peligros que supone no hacerlo correctamente.

Os ofrecemos esta guía para conocer nuestros derechos como compradores:

1.-Identificación del vendedor

Las empresas de comercio electrónico que operan en España tienen la obligación legal de publicar en su página web  su denominación social, NIF, dirección postal y datos de contacto.

Es importante mirar las calificaciones del vendedor y opiniones de otros compradores. Conocer su reputación puede darnos cierta garantía a la hora de decantarnos por uno u otro vendedor.

2.-Transacción segura

Cuando compramos por Internet debemos tomar las mismas precauciones que cuando hacemos transacciones bancarias. Siempre usaremos conexiones seguras y tendremos un antivirus en el dispositivo desde el que realizaremos la compra.

Antes de meter los datos bancarios verifica que esa página cuenta con certificado reconocido de seguridad. En la barra superior del navegador, donde se coloca la URL de la página web en la que estamos, el “http://” se tiene que convertir en “https://” si nuestros datos están protegidos.

3.- Formas de pago

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios prohíbe que nos cobren cargos adicionales por el uso de un método de pago específico. La tiendo On line nos tendrá que dar la opción de pago que más nos convenga ( tarjeta de crédito, de débito, transferencia bancaria, PayPal) sin que esto nos cueste un extra.

Nunca compartas datos bancarios a través de correos electrónicos con la tienda, ni des tu código PIN o clave de seguridad.

Guarda todos los documentos de la transacción (confirmación de pedido, comprobante de pago o transferencia, acuerdos de envío…) puede que los necesites a la hora de hacer una reclamación.

4.-Plazos y condiciones de entrega

Las condiciones de entrega se deben especificar durante la compra. Si no es así debes de saber que el plazo máximo es de 30 días a partir de la compra del producto. Si tu vendedor no puede cumplir con este plazo, deberá de avisarte para que decidas si quieres esperar o bien recuperar tu dinero. La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios dice que “en caso de retraso injustificado, el usuario podrá reclamar que se le pague el doble de la suma adeudada”

5.-Devoluciones y desistimiento

La Ley te protege a la hora de querer devolver tu compra en el plazo de los 14 días siguientes a la recepción del producto o contratación de un servicio. Dentro de este período no tendrás que justificar la devolución.

Si la información sobre desistimiento no está disponible en la web, o no se comunica a la hora de hacer la compra, el plazo se amplía hasta 12 meses sin penalización ni gastos adicionales.

Si en la compra no se establece claramente que en caso de devolución los gastos de envío corren por parte del comprador, el vendedor tendrá que correr con los gastos.

6.-Garantías

Los productos o bienes que compramos por Internet están protegidos por las mismas garantías que si hubiesen sido comprados en un comercio físico.

Cuando recibamos el producto, comprobaremos el estado en el que llega el paquete  y verificaremos que no está golpeado o se haya dañado en el transporte. Si estuviera dañado puedes devolverlo indicando el motivo o firmar el acuse de recibo de la agencia de transporte dejando constancia escrita de las anomalías.

7.-Cómo reclamar

Si tienes algún problema, intenta resolverlo con el servicio de atención al cliente de la página. Si no lo solucionas de esta manera puedes acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor.

Si eres víctima de un delito en Internet, denuncia en la comisaría más cercana.

8.-Desconfía de los chollos

No te confíes cuando veas precios excesivamente bajos. En estos casos lo mejor es que busques referencias del vendedor antes de ser estafado. Si la oferta es de un comercio conocido puede ser un error. Contacta con él. Aunque pagues, si no has recibido el material, el vendedor puede intentar parar el proceso de compra-venta diciendo que es un malentendido. Puedes demandarlo ante Consumo.

Esperemos haberos aclarado los derechos que tenemos quienes compramos por Internet.