943 945 078

La etiqueta que marca la eficiencia de tu vivienda es el documento de identidad de tu casa si hablamos de energía. Se trata del DNI energético que toda vivienda debe tener, algo parecido a las pegatinas que llevan los electrodomésticos.

A demás de ser muy importante y necesaria, es obligatoria si queremos alquilar o vender nuestra casa.

Esta etiqueta marca el consumo energético de una vivienda. Puede afectar a la hora de tasar tu casa. Cuanto mejor eficiencia tenga, menor será el gasto en energía para calentarla o enfriarla, y más atractiva será a la hora de venderla.

Esta norma entra en vigor en junio de 2013 y desde entonces, toda casa que quiera ser vendida o alquilada, deberá de tener esta etiqueta.

El tipo de calificación depende de valores de condiciones del inmueble, como puede ser el aislamiento del edificio, la orientación, los sistemas de generación d energía, qué electrodomésticos tienes, qué tipo de bombillas…

Para conocer mejor qué etiqueta tenemos, os damos unas pautas para identificar los elementos que la componen. Primeramente nos fijaremos en el borde de la etiqueta; si es verde significa que la vivienda está terminada, si fuera naranja significa que está en fase de proyecto. Este aspecto también lo encontraremos en el título de la etiqueta.

El código QR que está en la parte superior derecha, mediante una aplicación en el móvil, te permitirá acceder a la información específica de cada comunidad autónoma.

En el apartado “Datos del edificio” tendremos a nuestra disposición todos los datos en referencia a nuestro inmueble, dirección, normativa vigente y referencia catastral.

Respecto a las barras horizontales, tenemos que saber que diferencian los niveles de eficiencia energética donde la A es la más eficiente y la G la menos. Esta escala de confecciona en base a los datos de consumo de energía y las emisiones en un año.

Para terminar, hay dos aspectos muy importantes a tener en cuenta, los números que corresponden a la calificación energética y el registro que indica la fecha de la emisión y el periodo de validez del certificado.

La calificación vendrá indicada mediante dos números, uno, correspondiente al consumo y el otro a las emisiones.

Entender la etiqueta de eficiencia energética de nuestra casa es muy importante, sobre todo si queremos  informarnos  sobre el tipo de consumo energético que realizamos.

Mediante mejoras que realicemos a nuestra casa, podremos ir mejorando también su nivel de eficiencia con lo que nuestra casa tendrá más valor.