943 945 078

La Inspección Técnica de un Edificio (ITE) es un informe técnico que, una vez realizada, describe una inspección visual del edificio, su estado de conservación, los desperfectos que tiene y sus posibles causas. Este informe incluye una propuesta de las obras necesarias para reparar las deficiencias encontradas. Se complementa con un informe sobre las condiciones básicas de accesibilidad universal y con el certificado de eficiencia energética del edificio.

Esta inspección será de utilidad para programar y priorizar las reparaciones que el estado de conservación que edificios de más de 50 años requieren.

 

¿Quién tiene obligación de presentar la ITE?

La debe de presentar la propiedad del edificio y debe considerarse en el deber legal de conservación del mismo. Incumplir esta obligación se considera infracción urbanística.

 ¿Dónde y cuándo hay que presentarla?

Se presentará en el Ayuntamiento en los plazos que éste determine.

¿Quién puede redactar la ITE?

El personal técnico para poder redactar la ITE lo establece la Ley de Ordenación de la Edificación y, en general, requiere titulación de arquitectura técnica o superior. Al terminar las obras, el personal autorizado certificará la idoneidad de éstas.

¿Qué contiene la ITE?

Contendrá una descripción del estado general de los elementos que componen la edificación: estructura, cimentación, fachadas, instalaciones y cubiertas. Contendrán también la evaluación de las condiciones básicas de accesibilidad universal y la certificación de la eficiencia energética del edificio. Incluirá las posibles causas de los desperfectos observados y una propuesta de intervención, clasificándola como: inmediata, muy urgente, urgente, necesaria a medio plazo o de mantenimiento.

¿A qué obliga el informe de la ITE?

Las comunidades están obligadas a realizar los arreglos que estén  clasificados como inmediatos, muy urgentes o urgentes y, al finalizarlas, presentar en el Ayuntamiento un certificado técnico justificativo de que se han arreglado las deficiencias observadas, mediante documento normalizado.

Con estos sencillos y prácticos trucos no sólo ahorrarás en tu factura de la luz, estarás también colaborando en la protección de medio ambiente.

Aquí te dejamos unos trucos:

*instala bombillas de LED, consumen hasta un 85% menos que las tradicionales y son más duraderas. Las amortizarás en poco tiempo.

*aprovéchate siempre que puedas de la luz natural y pinta las paredes y techos de colores claros para potenciar esta luz.

*no dejes tus aparatos eléctricos en standby. Apágalos cuando no los vayas a utilizar, te ahorrarás entre un 10 y 15% en tu próxima factura.

*regula adecuadamente la temperatura de tu frigorífico, con cada grado de más, el consumo aumenta un 5%

*si tienes que cambiar algún electrodoméstico, cómpralo con etiqueta energética A+++

*coloca un cronotermostato en tu sistema de calefacción, así podrás programarlo para cuando esté en casa o fuera de ella

*pon la lavadora y lavavajillas cuando estén a plena carga y utiliza programas de temperatura moderada, reducirás así el consumo energético

*aprovecha el calor residual del la placa vitrocerámica. Apágala un poco antes de terminar la cocción de los alimentos, con el calor residual se terminarán de cocer y ahorrarás en tu factura de luz

*aísla bien tus puertas y ventanas, que no se te escape por ahí el calor de tu calefacción ni te entre calor extra en verano

Con estos sencillos y prácticos trucos tus facturas y tu bolsillo lo notarán gratamente.

 

La avería más común de un grifo es que no salga bien el agua, que salga poca, que salga por un lateral o formando hilillos a mucha presión. Estas averías suelen deberse a que los aireadores se obstruyen o a que se han llenado de cal.

El aireador es ese filtro instalado en la boca del grifo que mezcla aire con el agua para dar la sensación de tener más caudal. Alrededor del lateral suelen llevar una ranura por donde entra el aire, si esta ranura se llena de cal o de algún residuo, el aireador dejará de funcionar bien. Las griferías actuales traen aireadores ahorradores de caudal, para que pagues menos en tu factura del agua.

Lo podrás desmontar con una llave inglesa y meterlo en una solución de agua con vinagre o en una solución antical durante toda la noche. Si está muy deteriorado compra uno nuevo, no son muy caros.

Otra avería bastante común es que gotee el grifo. Como ya sabrás, el agua es muy abrasiva y acaba desgastando las partes móviles de éste. La que más sufre este castigo de desgaste suele ser el cartucho. Casi todos los fabricantes de monomandos te dan la posibilidad de comprar un cartucho nuevo como repuesto, pero no vale cualquiera, cada casa tiene el cartucho específico para cada uno de sus modelos.

Si tu grifo no tuviera un cartucho de repuesto no te queda otra más que cambiar todo el grifo. No te preocupes, esta tarea es bastante rápida y sencilla.

Si el goteo es por debajo del grifo, el problema está en los latiguillos. No te compliques, directamente compra uno igual y cámbialo.

Te dejamos un vídeo de nuestro canal de Youtube donde te mostramos lo fácil y rápido que cambiarás tu grifo. Este y otros vídeos así de sencillos podrás encontrar en nuestro canal para que tus tareas de mantenimiento sean más sencillas.

 

 

Las averías más comunes en la grifería de tu casa las podemos resumir en dos tipos:

*Fallos al salir el agua

Que no salga bien el agua, o que salga poca,  suele ser una de las averías más comunes. Esta avería se debe a la obstrucción del aireador ya que normalmente se habrá llenado de cal. Los aireadores son esos filtros que van colocados en la boca de la grifería y su función es mezclar el agua con aire para dar la sensación de que hay más caudal.

Podemos desmontarlo con una llave inglesa y meterlos en una solución de agua con vinagre para eliminar los restos de cal. Si tenemos que sustituirlo, os recomendamos que instaléis aireadores ahorradores, con ellos gastaréis menos agua y lo notaréis en vuestra factura.

*Grifería que gotea

Esta  es la otra avería típica. El agua es muy abrasiva y va desgastando las partes móviles, siendo el cartucho una de ellas. En la grifería monomando, según fabricante, puedes sustituir el cartucho sin mayor problema.

Si el goteo es por debajo del lavabo o fregadera. El problema estará en los latiguillos. Apriétalos con una llave inglesa, normalmente con esto ya basta, si siguen goteando, puede que estén deteriorados y deberás de sustituirlo por uno nuevo.

 

 

 

 

 

¿Tienes que cambiar el flotador lateral de tu inodoro y no te atreves a hacerlo? Con este tutorial, en 8 sencillos pasos  te enseñamos cómo cambiar el flotador lateral sin complicaciones y en muy poco tiempo.

Herramientas necesarias:

  • Llave inglesa
  • Flotador lateral

 

Los pasos que debemos seguir para cambiar el flotador lateral del inodoro son los siguientes:

 

Paso 1: Desenrosca el pulsador que acciona el descargador.

Paso 2: Quita la tapa de la cisterna.

Paso 3: Corta el paso del agua a la cisterna y vacíala (una vez que se ha cerrado el paso de agua accionar el descargador para que se vacíe. El agua que queda en la cisterna eliminar con un trapo).

Paso 4: Con la llave inglesa suelta el latiguillo que une la llave escuadra y el flotador.

Paso 5: Suelta, con la llave inglesa, el flotador a cambiar y sustitúyelo por el nuevo.

Paso 6: Aprieta el latiguillo que une la llave escuadra y el flotador.

Paso 7: Abre el paso de agua. Se llenará la cisterna.

Paso 8: Pon la tapa de la cisterna y enrosca el pulsador que acciona el descargador.

 

¡Ya tienes el flotador lateral nuevo instalado!

 

En nuestro canal de Youtube te dejamos más vídeos para que te resulten más sencillas tus tareas de mantenimiento en las labores de tu casa.

Te ayudamos con estos 10 sencillos pasos a montar tu termo eléctrico:

1. Busca el lugar adecuado, que cumpla la normativa, especialmente si lo instalas en el cuarto de baño

En esta imagen se muestra dónde se puede colocar el termo eléctrico dentro del baño

En esta imagen se muestra dónde se puede colocar el termo eléctrico dentro del baño

2. Cuélgalo de la pared, para ello usa los tacos y barraqueros adecuados para el tipo de pared y el peso que soportará con el termo lleno de agua.

3. Al tubo de entrada de agua fría (casquillo azul), róscale el manguito electrolítico y evitarás la corrosión de los tubos. Después rosca la válvula de seguridad. Ambas piezas se suministran con el termo.

4. Ahora ya puedes instalar el tubo que alimentará de agua al termo (cobre, multicapa, latiguillos…)

5. A este tubo colócale una llave de corte, para cortar el suministro de agua en caso de tener que quitar el termo.

6. Al tubo de salida de agua caliente (casquillo rojo) róscale el otro manguito electrolítico. Instala el tubo que te llevará el agua caliente donde la necesites.

7. Llena el termo de agua y verifica que no pierde ninguna de las conexiones. Para llenar el termo abre la llave de corte que has instalado en el tubo de agua fría.

8. Abre todos los grifos que tengas de agua caliente y cuando te salga agua por ellos vete cerrándolos, empezando por el que esté más bajo (bidet, lavabo…) y terminando por el que esté más alto (ducha o bañera). Así purgarás el termo y la instalación de agua caliente.

9. Enchufa el termo a una toma de 230 V que tenga una sección de cable suficiente para la potencia  que va a consumir. Sección mínima 2,5mm.

10. La luz del termo se encenderá indicando que se está calentando. Cuando ésta se apague significa que ya ha llegado a la temperatura deseada. Ya puedes utilizar tu nuevo termo.

conexiones termo

¡Ten en cuenta!

– Procura poner un diferencial para el termo.

– No enchufes el termo antes de llenarlo entero, podría dañarse la resistencia.

– Para poder manipularlo en un futuro, deja  un espacio mínimo de 30 cmt. Entre la tapa y cualquier obstáculo.

– Colócalo lo más cerca posible de los puntos de consumo, así evitarás pérdidas de calor en las tuberías.

– Si lo instalas en una zona no habitada (garaje, balcón…) aísla los tubos para no tener pérdidas de calor.

– Conecta mediante un tubo la válvula de seguridad a un desagüe, si algún día hay una sobrepresión el agua saldrá por esta válvula.

– Si la presión en tu instalación es superior a 5 Bar. Te recomendamos instalar un reductor de presión.

– Después de un tiempo sin usar, las impurezas se depositan en el fondo. Vacía el termo a través de la válvula de seguridad, para ello, levanta la palanca para que el agua las arrastre.

– Te recomendamos instalar un limitador de temperatura o mezclador en la salida del termo para evitar riesgos de quemaduras con el agua caliente.

Ahora que ya sabes cómo instalarlo, el siguiente paso es comprar el termo eléctrico. Consulta nuestra oferta de termos eléctricos y si tienes cualquier duda consúltanos en info@inhogar.net o llamando al 943 945 078

Comprar termo eléctrico en Inhogar

 

 

Es importante cuidar nuestras tuberías para evitar atascos y reparaciones de fontanería.

¿Cómo prevenir los atascos?

Os dejamos aquí algunos de los problemas más comunes y sus soluciones más sencillas.

*Si ves que tu inodoro tarda en evacuar el agua, algo no funciona bien. El problema puede estar bien en el codo de evacuación, bien en el descargador de agua. Revisa periódicamente la salida de fecales y levanta la tapa de la cisterna para ver cómo funciona tu descargador. Evita verter productos sólidos por tu inodoro.

*Puede que la calidad del agua nos juegue una mala pasada. Las aguas duras y ricas en carbonatos nos traerán problemas en las tuberías y desagües. La cal se acumula en las uniones y codos de las tuberías, con lo que corremos más riesgo de obstrucciones ya que el agua fluirá con más dificultad. En estos casos, lo más recomendable es instalar descalcificadores y filtros de agua.

*Vigila las salidas de agua de lavavajillas y lavadoras, es otro punto que puede jugarte una mala pasada por posibles atascos.

 

Una casa con desagües atascados no es confortable y puede generar problemas de salubridad. Realiza un pequeño mantenimiento periódico de tus desagües y todo te irá mejor.

mal-olor

Uno de los problemas más habituales en nuestras casas suele ser el mal olor de las cañerías. Normalmente no suele ser por no limpiar el baño o la cocina, si no que se suele producir con el uso y el tiempo, por la acumulación de restos de comida, detergentes o la propia humedad de los conductos y desagües. A parte de los malos olores que se producen, estas situaciones son perfectas para la propagación de bacterias y microorganismos que van en contra de nuestra salud.

Hay ciertos remedios caseros simples con los que puedes hacer la prueba y atajar estas incomodidades.

Os pasamos un truco casero para terminar con estos malos olores

Pon a calentar 200ml de vinagre blanco y otros tantos de agua, mientras rompen a hervir, vierte por tu fregadero, lavabo, ducha o bañera 5 cucharadas de bicarbonato sódico y asegúrate que entra todo en la cañería.

Una vez estén hirviendo estos líquidos, vértelos con cuidado en la cañería y pon el tapón. Deja actuar la mezcla durante una hora aproximadamente y en ese espacio de tiempo no utilices esa cañería. Si puede ser toda la noche, mejor.

Verás al día siguiente cómo han desaparecido esos olores y el agua corre mejor por tus cañerías.

iluminacion

Comprar una bombilla LED no es tan sencillo como comprar cualquier otro tipo de bombillas. Una vez tengamos un par de conceptos básicos sobre la iluminación LED, que nos servirá para ahorrar en la factura de la luz, nos será facilismo elegir la adecuada.

¿Qué necesito saber para comprar bombillas LED?

A la hora de comprar una bombilla tradicional nos guiábamos por los vatios; dependiendo de dónde la íbamos a colocar y cuánta luz nos tenía que dar, elegíamos una de más o menos vatios.

Cuando compremos una bombilla LED tendremos en cuenta una serie de conceptos básicos que nos ayudarán a tomar la mejor decisión:

* Un vatio (W) mide el consumo de energía total. Indica la potencia de la bombilla.

* Un lumen (lm) mide la cantidad de luz que emite una bombilla.

* Los grados Kelvin (K) miden la temperatura de la luz.

* La eficacia lumínica es la cantidad de luz desprendida respecto a la energía consumida. Se mide en lúmenes por vatio (lm/W).

* La iluminancia mide la intensidad de luz que incide sobre una superficie. Se mide en lux (lx)

1lux= 1 lumen/m2

Ahora que ya tenemos claro los conceptos en los que fijarnos a la hora de comprar una bombilla LED, vamos a ver cómo elegir la más adecuada.

¿Cómo elegimos la bombilla LED?

Para saber qué bombilla LED debemos comprar, tendremos en cuenta algunos aspectos:

*Según lo que queramos iluminar, escogeremos un ángulo de apertura u otro, por ejemplo:

Las bombillas LED con ángulo de apertura de 40º, se usan para iluminar de una forma más focalizada. Normalmente se usan para resaltar un rincón, zonas de lectura…

Las bombillas LED con ángulo de apertura de 120º, se usan más para iluminar por completo una superficie. Al ser más abierto este ángulo, tiene más capacidad de iluminar con una sóla bombilla LED. Ideal para iluminar habitaciones.

*A la hora de comprar la bombilla LED, tendremos en cuenta también qué temperatura de color se adapta mejor a la estancia a iluminar.

Dividiremos las bombillas según su temperatura en tres tipos:

1.- Blanco frío (6500K) luz blanca muy intensa, ideal en garajes..

2.- Blanco neutro (4000K) intensidad media, ideal en cocinas, baños…

3.- Blanco cálido (2800K) intensidad más tenue y de ambiente, ideal en habitaciones, salas de estar…

*También tendremos en cuenta la altura de los techos, a más altura, más intensidad de luz.

 

Si todavía te quedan dudas, ponte en contacto con nuestro equipo de iluminación y te asesorará lo mejor posible. Puedes llamar de lunes a viernes y de 8:00 a 13:00 y 15:00 a 18:00 al 943 945 078 o escribirnos un correos a info@inhogar.net.

blog

El Boletín Eléctrico es un documento que verifica la instalación eléctrica y asegura que todo está en perfecto estado. Este documento lo expide el instalador autorizado e incluye los siguientes datos:

* Potencia máxima que se puede contratar.

* Término de potencia admisible.

* Esquema de la ubicación de cada componente.

* Características detalladas de la instalación eléctrica.

¿Cuándo se necesita el Certificado de Instalación Eléctrica?

El Boletín, también conocido como Certificado de Instalación Eléctrica, es necesario presentarlo en todos los trámites que se hagan con la compañía eléctrica.

El usuario lo tendrá que mostrar en los siguientes casos:

* El las altas de electricidad, para viviendas donde se suministra electricidad por primera vez.

* Cuando se aumenta la potencia contratada y ésta sobrepasa el término admisible por la instalación.

* Cuando hayan pasado 20 años de la expedición del Boletín.

¿A quién se le entrega el Boletín?

Dicho Boletín lo requiere la distribuidora de la zona, que es quien facilita el suministro, independientemente de cuál sea la compañía de energía que haya contratado el usuario.

Cuando se hace una contratación o se modifica el contrato existente, se hace a través de la comercializadora y el cliente le facilitará este documento. La comercializadora se encargará de enviárselo a la distribuidora para que realice las operaciones solicitadas por el usuario.

¿Por qué es obligatorio dar de alta la luz?

Este certificado es obligatorio cuando se da de alta la luz en una nueva vivienda porque nunca hubo antes suministro eléctrico. Con esto la distribuidora tiene un documento que certifica que esa instalación está en correctas condiciones y así tener la completa seguridad de que puede suministrar la corriente eléctrica a ese inmueble sin ningún problema.

Las viviendas de segunda ocupación que ya han tenido luz con anterioridad están exentas de presentar este documento, excepto cuando el Boletín haya caducado o si se registra alguna incidencia por parte de la distribuidora.

¿También es necesario cuando se aumenta la potencia contratada?

Es necesario cuando el término de potencia supera el que está admitido por la instalación y el cliente tiene que solicitar uno nuevo a un instalador autorizado.

Página siguiente »