943 945 078

El Ministerio de Fomento ha puesto en marcha el nuevo Plan Estatal de vivienda 2018-2021.

Una de las medidas será que las viviendas unifamiliares, edificios y pisos podrán solicitar ayudas a la rehabilitación de viviendas.

Además del programa de rehabilitación edificatoria, el plan incluye también un programa de regeneración y renovación urbana, otro de apoyo a la implantación del informe de evaluación de los edificios y otro para el fomento de ciudades sostenibles y competitivas.

Con estos programas lo que se busca es una mejore en la eficiencia energética, la accesibilidad y la regeneración urbana.

Requisitos para las subvenciones a la rehabilitación de viviendas

Estas ayudas se destinan a propietarios de viviendas unifamiliares y a comunidades de vecinos de viviendas colectivas. El plan Estatal de Vivienda 2018-2021 es una reforma del diseñado para el periodo 2013-2016 con varios cambios al respecto, algunos referidos a los requisitos para poder optar a tales ayudas.

Para poder solicitar esta subvención, el edificio a rehabilitar debe haberse construido antes de 1996. Y se deberá presentar un Informe de Evaluación del Edificio o la ITE correspondiente actualizada.

También encontramos cambios en relación con el presupuesto destinado a la concesión de estas ayudas, pasa de 13.6 millones a 18.2 millones de €.

Las ayudas se podrán solicitar tanto para viviendas unifamiliares como para segundas viviendas. El 50% del presupuesto se destinará para viviendas habituales. En el caso de pisos, las reformas edificatorias llevadas a cabo con la ayuda, se podrán aplicar en la fachada, exteriores, zonas comunes e interior de las viviendas del edificio.

Cantidades y aplicaciones de las ayudas

La cuantía a percibir dependerá del tipo de inmueble a rehabilitar.

*Vivienda unifamiliar: máx. 12.000 € ó el 40% de la inversión.

*Piso: máx. 8.000 €

*Edificio de viviendas: máx. 8.000 € por vivienda y nunca más del 40% de la inversión.

*Local comercial: máx. 80 € por metro cuadrado del local.

Si el inmueble está declarado como Bien de Interés Cultural (BIC), podrá recibir 1.000 € más por vivienda.

Si el beneficiario tiene ingresos inferiores a tres veces el IPREM, del 40% pasará a percibir el 75% de la inversión.

Para personas con movilidad reducida o mayores de 65 años, la subvención pasa a ser del 75% de la inversión.

La rehabilitación del edificio debe enfocarse a una mejora en la eficiencia energética para que éste sea más sostenible.