943 945 078

electricista

Con el uso diario, es muy común que el embellecedor que tenemos en los enchufes de nuestra casa puedan desplazarse y quedarse algo sueltos. Normalmente esto ocurre por enchufar y desenchufar continuamente aparatos eléctricos.

A parte del peligro que entraña tenerlo en estas condiciones, sobre todo si hay pequeños en la casa, tener el embellecedor  suelto da una imagen de dejadez y estéticamente no es que sea lo más correcto.

Para solventar estas “pegas”, sólo tienes que seguir unos sencillos pasos que te dejarán el enchufe como nuevo evitando así cualquier problema en el futuro.

Lo primero que necesitas es ver si el embellecedor se ha movido desde el exterior. Si es así, necesitas ponerlo correctamente desde el interior, para esto necesitarás un destornillador  con el que quitarás el embellecedor del enchufe. Fíjate bien ya que el enchufe tiene unas patillas laterales que tienes que abrir, luego atornillas el enchufe a la pared.

Puede ser que, aunque no es lo más normal, se te hayan roto las patillas. Entonces deberás utilizar un poco de masilla fijadora en la base para que no se te vuelva a mover. Una vez dada la masilla, espera el tiempo que te indique el fabricante para que se seque correctamente y poder volver a montar el embellecedor.