943 945 078

La amoladora o radial es una herramienta que hace girar un disco a altas velocidades. Según el disco que elijamos, podremos hacer una u otra tarea de bricolaje. Podremos cortar, lijar, pulir abrillantar…

A la hora de elegir la que más nos conviene, nos fijaremos en los siguientes aspectos:

*Tamaño de la amoladora

El tamaño lo marca el diámetro del disco a utilizar, según este parámetro, las dividiremos en:

1.-Miniamoladoras, que usarán discos entre 115 y 125 mm. Ideales para trabajos donde haga falta tener mucha movilidad, ya que son muy ligeras. Recomendadas para cortes de tuberías, decapar metal o madera, cortar cerámicas, azúlelos… hasta espesores entre 20 y 30 mm.

2.-Amoladoras grandes, usan discos de 230mm. Son más potentes ya que se usan para trabajos más pesados. Con ellas trabajarás hasta espesores de 60 mm.

*Potencia

A mayor potencia (vatios) mayor capacidad de trabajo. Las potencias suelen ser de 750W, 1500W y de más de 1500W.

*Discos

Según el trabajo que se vaya a realizar, utilizaremos un tipo de disco u otro. Duros para corte y más blandos para pulidos y abrillantados.

*Velocidad regulable

Al poder regular las revoluciones, podemos ponerla más rápido o más lento según el trabajo a realizar.

Este tipo de herramientas hay que utilizarlas con mucha precaución por su potencia y porque el disco queda al descubierto.

No hay que usar la amoladora sin colocar el protector que resguarda de las chispas.

Utiliza siempre guantes y gafas protectoras a la hora de trabajar con la amoladora.

Utiliza disco de calidad para no tener sorpresas a la hora de hacer los cortes que necesites, y no te olvides de desconectarla de la red cada vez que vayas a cambiar el disco.