943 945 078

Cuando el calor empieza a apretar, ¿qué hacer si la temperatura de casa empieza a ser insoportable? Si optas por instalar aire acondicionado en su vivienda, debes de tener cuidado si no quieres ver tus bolsillos vacíos por la factura eléctrica. Elegir el dispositivo adecuado y cambiar algunos de nuestros hábitos pueden ayudarnos a no quedarnos en bancarrota los meses de calor.

Te  damos 5 consejos para ahorrar en el aire acondicionado:

 

 1.- Elije el equipo más adecuado: para un consumo inteligente pon atención en la etiqueta energética del aparato. Hay aparatos que consumes hasta un 60% más que otros con las mismas prestaciones. La Unión Europea, para luchar contra los efectos del impacto ambiental, ha preparado dos directivas que establecen un nuevo etiquetado y marcan unos requisitos mínimos de eficiencia energética para aparatos con potencias iguales o inferiores a 12 kW.

El aire acondicionado no hay que verlo como un gasto si no como una inversión, porque el dinero se amortiza con el tiempo. Los metros cuadrados no son el único indicador para elegir la potencia, depende también del clima del lugar, de la orientación de la vivienda, del  aislamiento de ésta…

2.- Cuidado con la temperatura: uno de los errores más frecuentes es poner la temperatura del aire más baja que la deseada para enfriar antes la estancia. Con esto lo único que se consigue es engordar la factura de la luz ya que cada grado que bajamos supone un 8% de consumo adicional. La temperatura adecuada en verano está entre los 22 y 25 grados con un nivel de humedad entre el 40% y 60%, en invierno entre 21 y 23 grados con una humedad entre el 40% y 50%. Se recomienda también que la diferencia de  temperatura entre el exterior y el interior nunca supere los 12ºC para no provocar un choque térmico muy brusco.

3.– No sirve cualquier ubicación: para que el termostato refleje correctamente la temperatura, no lo coloques en zonas con corrientes, ni cerca de fuentes de calor, esto desvirtúa la medición.

También las unidades exteriores tienen que estar protegidas de la radiación directa del sol, porque esta puede empeorar el rendimiento. Colócalos donde haya suficiente espacio para que circule el aire.

4.-Usa el aparato de manera eficiente: cierra puertas y ventanas cuando pongas en marcha el aparato, así evitarás que el frío se vaya por los pasillos. Limpia los filtros de los split un par de veces por temporada. Es un atarea sencilla pero beneficia en el rendimiento del aparato. Controla que el aire que echa sea tan frío como cuando lo instalaste, si  no es así puede que haya perdido refrigerante. En este caso avisa a un técnico para que te solucione el problema.

5.- Busca otros aliados contra el calor: ventila tu hogar a las horas más frescas del día. Instala toldos, cierra las persianas a las horas de  más sol.

Esperemos haberte ayudado con estos sencillos consejos.