943 945 078

La factura de la luz es sin duda una de las más elevadas dentro de la economía doméstica. Y  aunque nos cueste reconocerlo, a veces, nuestra gestión en el uso de la electricidad no es la más idónea.

Vamos a ver cómo gestionar el gasto de electricidad en el uso de nuestros electrodomésticos caseros.

Hay que tener en cuenta que prácticamente el 60% del consumo de electricidad en nuestro hogar se va en los electrodomésticos.

* El aire acondicionado: es uno de los electrodomésticos de mayor gasto de electricidad en verano. Cada grado que bajamos nos supone un incremento en el consumo del 5%. Mantén limpios los filtros e intenta aislar tu vivienda del calor lo mejor posible, cierra ventanas en las horas de más calor, pon toldos…

* El frigorífico: es otro de los electrodomésticos que más consumen. Mantén la parte trasera limpia de polvo, no lo pongas cerca de focos de calor, no metas productos calientes, procura no dejarlo abierto y no bajes en exceso la temperatura.

* La lavadora y lavavajillas: consumen menos de lo que podemos pensar, supone menos del 11% del consumo total de los electrodomésticos de una casa. Aún así os aconsejamos que los empleéis a

plena carga para ahorrar en el consumo.

* La televisión, ordenador… a pesar de no representar un consumo elevado recomendamos no dejar estos aparatos en stand bay cuando no los utilicemos.

 

Por lo general recomendamos utilizar los aparatos eléctricos de la casa en zonas horarias de menor coste eléctrico.

Cuando vayas a comprar un electrodoméstico nuevo fíjate en la etiqueta de eficiencia energética, aunque pagues un poco más por un aparato más eficiente, con el tiempo te compensará en tu factura de la luz.