943 945 078

cocinaSi usas tu lavavajillas o la olla a presión cada vez que te sea posible estarás haciendo tu hogar más sostenible y ahorrarás en tus facturas de agua y luz.
A la hora de saber lo que gastas en cocinar tus alimentos no vale con que calcules solo lo que cuestan los ingredientes, necesitas valorar también lo que consumes en luz y agua.
Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, más de una quinta parte de la energía que consumimos en España la consumimos en nuestros hogares. ¡Que sepas que la cocina es la zona donde más se gasta en casa!
El Ministerio de Industria nos dice que un hogar tipo gasta unos 4.000kWh al año y solo en el microondas, frigorífico, horno y lavavajillas consumen más del 30%.
En estas líneas te vamos a dar unos consejos para que no pagues tanto en tus facturas y de paso eches una mano en conservar el medio ambiente.
.-Controla el uso de tu frigorífico
El frigorífico supone el 18% del consumo total de tu casa (es el electrodoméstico que más tiempo está conectado). La clave está en la temperatura: fija 5ºC para la nevera y -18ºC para el congelador.
No lo pongas cerca del horno ni que le dé directamente el sol. No metas la comida aún caliente, espera a que se enfríe.
De vez quita el polvo que se genera en la parte trasera, mejorarás así su ventilación.
Cuando tengas que coger algún alimento no estés mucho tiempo con la puerta abierta.
Desconéctalo si te vas para una temporada larga de tu casa.
.-Aprovecha el calor del horno
Apaga el horno entre 5 y 10 minutos antes de que se acabe de hacer la comida, aprovecharás así el calor residual y no estarás consumiendo energía.
Ábrelo lo menos posible, cada vez que lo abres la temperatura baja entre 25 y 30 grados.
Procura cocinar tus alimentos en recipientes de cristal, éstos mantienen mejor el calor.
.-Usa recipientes más pequeños que los fogones
En tu vitrocerámica o placa de inducción usa sartenes y ollas que sean de igual o menor tamaño que el de la zona de cocción, ahorrarás así hasta un 20% según Iberdrola.
Te recomendamos también que uses siempre que puedas la olla a presión, tardarás menos en cocinar y puedes ahorrarte hasta el 50% del consumo.
Usa tapas en tus cazuelas, te ayudarán a ahorrarte hasta un 25%.
Si tienes vitro, haz como con el horno, aprovecha el calor residual y apaga unos 5 minutos antes de que se acabe de hacer la comida.
De todas maneras la opción más económica para cocinar es usar el gas natural o butano, ya que esta fuente de energía es más barata que la electricidad.
.-Usa el lavavajillas
Con este electrodoméstico ahorras hasta 30 litros al día.
Intenta usarlo siempre a plena carga y en temperaturas bajas, ya que en 90% del consumo de este aparato se va en calentar el agua.
.-Usa el microondas
Con el microondas estás ahorrando entre un 60 y un 70% respecto al horno convencional.
Usa recipientes de cristal pyrex, guardan mejor el calor.
Corta los alimentos a calentar en trozos pequeños, se calentarán antes.
.-Pon aireadores con límite de caudal a tus grifos
Con estos aireadores ahorras en el consumo de agua, disminuyen la cantidad de agua en función de la presión ya que mezclan el agua con el aire.
.-Fíjate en la etiqueta energética al comprar tu electrodoméstico
Si vas a cambiar alguno de los electrodomésticos de tu casa mira la etiqueta energética y busca el más eficiente. El que te marca clase G puede consumir hasta 3 veces más que el que te marca clase A. Según el tamaño del electrodoméstico puedes llegar a ahorrarte hasta 800€ en su vida útil.