Monthly Archive septiembre 2018

No te envenenes bebiendo agua

La Asociación Española de Fabricantes de Grifería nos advierte de los peligros a los que te expones si compras grifería de baja calidad!

Toda la grifería debería estar fabricada con una aleación que cumpla los estándares mínimos garantizados por la norma UNE-EN 1982:2009 “Cobre y aleaciones de Cobre. Lingotes y piezas fundidas” para asegurar que no haya ningún riesgo de contaminación a la hora de consumir el agua que pase por estos grifos.

No podemos olvidar que la grifería está en constante contacto con el agua, las piezas y acabados están sometidos a condiciones de humedad, y sus materiales deben asegurar que no pueda darse ninguna oxidación. Los cromados de baja calidad son tóxicos, y el Arsénico está presente en la mayoría de grifería de bajo coste, motivos por los cuales el uso de este tipo de grifería puede afectar a tu saludu a la de los tuyos.

La grifería “low cost” no cumple los requisitos mínimos, su abaratamiento se reduce en piezas que no aseguran ni su calidad ni su durabilidad.

Nos preocupamos de la calidad del agua que llega a nuestras casas, trabajos, hospitales, colegios… pero olvidamos que es igual o más importante que el grifo tenga los mismos compromisos de calidad.

Cualquier duda que tengas contacta con nosotros y te aconsejaremos.

Llama al 943 945 078

Escribe un mail a info@inhogar.net

Manda un Whatsapp al 681 106 242

Te responderemos lo antes posible

Las mejores y peores aguas de nuestro país

Siempre se ha dicho que el agua es “incolora, inodora e insípida”. Sin embargo, hay lugares en los que el agua presenta un sabor neutro, mientras que en otros el gusto es espantoso.

La calidad del agua preocupa a la población hasta el punto que las ventas de agua embotellada han crecido en los últimos años. Pero esto genera un considerable aumento de residuos plásticos con lo que esto supone para el medio ambiente.

La pregunta es: ¿es saludable el agua que llega a nuestros grifos? La respuesta es Sí rotunda.

El Ministerio de Sanidad indica que el 99.5% del agua que llega a nuestros grifos está testada y se considera segura para el consumo. El 0.5% restante se debe a causas temporales (cortes o ind¡cidencias). “El agua de los servicios públicos de abastecimiento es uno de los productos de ingesta con mayores controles de calidad. En España, en general, la calidad del agua es excelentepero ocurre que a veces no gusta lo que recibe los sentidos (sabor, olor…), explica Fernando Morcillo, presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS).

El sabor desagradable del agua en algunas ciudades no es indicador de falta de calidad, si no más bien está relacionado con la concentración de minerales en una cantidad de agua, en concreto sales de magnesio y calcio. Si su presencia es alta, el agua se califica como agua dura mientras que si tiene poca cantidad se califica como agua blanda.

Si el suelo por donde fluye el agua es calcáreo genera más contenido de cal que si el suelo es granítico. Por zonas, se localizan las aguas más duras en las regiones mediterráneas donde la concentración de cal es más elevada. En la mitad este y sur peninsular, los niveles son medios y altos en cal. En el centro-noroeste se hallan las aguas más blandas. En las islas son salobres.

Según afirma Morcillo, “en San Sebastián, Madrid o Burgos el agua es muy buena por su origen natural, además de los tratamientos que se aplican”

Madrid es la comunidad que menos agua embotellada consume, unos 59 litros por habitante y año, frente a los 148 litros de la media nacional.

La calidad del agua que nos llega, aparte de estos aspectos, también se ve condicionada por las instalaciones de nuestros edificios, no es lo mismo tuberías de plomo que tuberías de cobre, multicapa…

Fuente, EL MUNDO