943 945 078

¿Sabías que los humidificadores están entre los dispositivos climatizadores más vendidos de España?

El humidificador se usa especialmente para restaurar el nivel de humedad relativa cuando un aumento de temperatura produce la disminución de dicha humedad, bien por la calefacción, bien por ser verano. Un ambiente seco puede provocar sequedad en los ojos, labios, piel y vías respiratorias, nos hace más vulnerables a los virus y acentúa los síntomas de alergias y asma.

Si necesitas un humidificador lo mejor que puedes hacer es medir la humedad relativa de tu casa. Lo ideal es tener entre el 40 y 60% de humedad relativa en nuestras estancias.

Hay tres tipos de humidificadores:

1.-Humidificadores ultrasónicos (fríos):

Producen una nebulización del agua a través de muy alta frecuencia, son los más silenciosos, con caudal regulable y de muy bajo consumo (entre 20 y 35 W). Sólo puede usarse agua y está totalmente prohibido el uso de cualquier aditivo. Son los más seguros ya que no hierven el agua.

2.-Humidificadores de electrodos (calientes):

Generan vapor mediante la ebullición del agua del depósito calentada a través de la corriente que pasa directamente por el agua. Son más peligrosos ya que el vapor lo expulsan a gran temperatura y tienen un elevado consumo. El caudal de salida no es regulable y depende mucho de la dureza del agua, a más contenido de sales en el agua más será la conductividad y por lo tanto mayor la intensidad que circula lo que implica un mayor caudal. Se les suele añadir aceites balsámicos a la salida del vapor, nunca en el agua.  Son útiles para enfermedades de vías respiratorias y especialmente cuando esto ocurre a niños pequeños.

3.-Humidificadores por evaporación (calientes):

Generan un caudal menor, no regulable y sólo deben funcionar con agua destilada. Funcionan gracias a una mecha que se mantiene húmeda por capilaridad y que se calienta mediante un calefactor eléctrico. Si el agua no contiene sales, la mecha se obtura con relativa facilidad. Se pueden usar con aceites balsámicos a la salida del vapor pero son menos eficientes que los anteriores. Es el tipo menos usado.

 

A la hora de elegir nuestro humidificador debemos tener en cuenta una serie de parámetros como son la potencia o capacidad humidificadora, determinada por su máxima nebulización, y el tamaño de la estancia o estancias a humidificar.

A modo de ejemplo, un humidificador con factor de nebulización 230ml/h es idóneo para una superficie de unos 30 m2.

Existen modelos que incorporan un humidistato, que regula automáticamente la humedad relativa de la estancia encendiendo o apagando el aparato en función del valor determinado. En términos de eficiencia energética, son los más eficientes ya que consumen lo que necesitan en cada momento.

Si el humidificador que vas comprar tiene filtros de aire asegúrate que es fácil su sustitución y que sus recambios tienen un precio razonable.

Esperemos haberte ayudado con este blog para cuando tengas que decantarte por uno u otro modelo de humidificador.

Las compañías eléctricas ofrecen unos productos que raramente los conocemos, son las tarifas con discriminación horaria. Lo que hacen es facturar la electricidad consumida dividiéndola en diferentes periodos con precios diferentes. La franja nocturna suele ser, normalmente, más económica que la diurna.

Estas tarifas están diseñadas para reducir el consumo eléctrico en nuestros hogares en los horarios de mayor demanda y ofrecer un mayor ajuste entre lo que pagamos y lo que consumimos. Eligiendo la tarifa adecuada, el ahorro puede ser importante.

Hoy nos vamos a centrar en la Tarifa supervalle; esta divide la factura en tres franjas: la valle, punta y suprervalle. Cada franja tiene su precio diferente.

*El horario punta, va de 13:00 a 23:00, es la franja más cara y en la que más energía se consume.

*El horario valle, va de 7:00 a 13:00 y de 23:00 a 1:00

*El horario supervalle, va de 1:00 a 7:00 y es la franja donde el consumo eléctrico disminuye significativamente. Su precio es más barato que las franjas anteriores.

Es muy interesante para familias que pasan prácticamente todo el día fuera de casa. Un hogar tipo, puede ahorrar hasta 70€ aplicando la tarifa supervalle, ya que únicamente un 30% del consumo total del día lo hacen en el horario valle. Con tarifas normales, el 50% del gasto lo estarían haciendo en el horario valle.

Para disfrutar de esta tarifa, necesitas tener un contador digital y solicitar el cambio a tu compañía.

¿Estás pensando cambiar tus halógenas de 12V por unas Led de 220V y no te atreves porque piensas que es difícil?

No te preocupes, sigue estos sencillos pasos y lo harás sin ningún problema.

Cámbialas y empieza a ahorrar en tu factura de la luz.

Herramientas necesarias:

Sigue estos sencillos pasos y la cambiarás en un momento:

Paso 1: Desconecta la corriente eléctrica para trabajar seguro.

Paso 2: Desmonta el aro del techo.

Paso 3: Desconecta el transformador.

Paso 4: Quita la halógena de 12V y el transformador.

Paso 5: Conecta el casquillo GU10 a los cables de corriente ayudándote de una regleta.

Paso 6: Coloca la bombilla LED al GU10 y al aro.

Paso 7: Fija el aro al techo. ¡Cuidado no te pilles los dedos!

Paso 8: Conecta la corriente eléctrica y enciende la luz.

¿Ves qué fácil y rápido?

A parte de tener una bombilla más duradera en el tiempo, ahorrarás en tu factura de la luz, ya que las bombillas LED consumen mucho menos que las halógenas.

En nuestro canal de Youtube te dejamos más vídeos para que tus tareas de mantenimiento en el hogar sean más sencillas y llevaderas.

El mango de ducha es un lugar propenso para acumular la cal que trae el agua, sin embargo no hay que cambiarlo cada vez que se atasca por este motivo.

Normalmente, lo que se suele atascar por la cal son los pequeños agujeros por donde sale el agua. Si no lo limpias periódicamente puede que se te ciegue el mango por completo y que casi no te surta de agua para ducharte.

Una limpieza periódica te evitará estas incomodidades y te dejará disfrutar de una ducha agradable y placentera.

Puedes desatascar el mango de ducha con un sencillo método.

* Desmonta el mango de ducha: suéltalo del flexo que viene del grifo.

* Prepara la mezcla anti-cal: mete el mango de ducha en un recipiente suficientemente grande para que te quepa entero. Prepara 1 parte de vinagre por cada tres de agua.

* Déjalo en remojo unos 30 minutos para que se ablande la cal y vaya liberando los orificios. Si puedes dejarlo toda la noche aún mejor.

* Con un viejo cepillo de dientes limpia estos pequeños agujeros para liberarlos de la cal por completo.

* Seca el mango de ducha y vuélvelo a conectar al flexo que te viene del grifo.

Ahora el agua te saldrá de una manera homogénea

La presión viene dada en kilos por centímetro cuadrado (kg/cm²) o en bares.

Para medirla se pone el manónetro en la entrada de agua. Si no tenemos manómetro podemos pedir la presión a nuestra compañía suministradora de agua.

La instalación, para el buen funcionamiento, necesita un mínimo de 2kg/cm² (2bares). Si la presión es superior a 5 bares estamos en una presión peligrosa. Nuestros dispositivos (termos, calderas…) pueden sufrir algún tipo de anomalía. Necesitaremos colocar en nuestra instalación un reductor de presión para poder bajar esta presión a niveles óptimos.

 

El caudal se mide en metros cúbicos por hora (m³/h). Suele venir indicado en el contrato de nuestra compañía suministradora de agua. Podemos revisar nosotros mismos el caudal de una manera muy sencilla: usando la toma más cercana al contador llenamos un cubo de 10 litros de agua y medimos el tiempo que tarda en llenarse.

Por ejemplo: si en llenarse 10 litros tarda 1 minuto, en 60 minutos (1 hora) se llenarían 600 litros. Como 1000 litros equivalen a 1m3, en este caso nuestro caudal sería de 0,6m3/h.

 

¿Tienes la tapa de tu inodoro en mal estado y no te atreves a cambiarla? Te dejamos estas sencillas instrucciones realizadas junto a nuestros amigos de Jacob Delafon para que lo puedas hacer tu sin problemas.

Sigue estos pasos y cámbiala en un momento:

Paso 1: Prepara las bisagras, juntas… que te proporciona el fabricante.

Paso 2: Coloca las juntas de goma debajo de cada bisagra para proteger la loza del inodoro.

Paso 3: Mete cada bisagra en su agujero correspondiente de la tapa.

Paso 4: Inserta las bisagras con la tapa en los agujeros correspondientes que tiene la taza del inodoro.

Paso 5: Baja la tapa, regúlala y céntrala con la taza del inodoro.

Paso 6: Coloca en las varillas roscadas de las bisagras las arandelas de plástico.

Paso 7: Mete el taco de plástico hasta que haga tope con la arandela y apriétala con la herramienta que te proporciona el fabricante.

Paso 8: Aprieta las bisagras.

Paso 9: Comprueba que la tapa está bien colocada.

¡Ya la tienes montada! ¿Ves qué fácil?

En nuestro canal de Youtube te dejamos más vídeos para que tus tareas de mantenimiento del hogar sean más sencillas.

 

 

 

Hoy se celebra el Día Mundial del Reciclaje para concienciarnos de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para no contribuir al cambio climático, protegiendo así el Medio Ambiente.

El reciclaje se entiende como el proceso de someter a un producto ya utilizado y en desecho a un tratamiento para obtener una nueva materia prima o producto. De esta manera, los desechos se vuelven a meter en el ciclo de vida, usando así mejor los recursos naturales y reduciendo los el impacto medioambiental.

Beneficios de reciclar:

.-Reducir el volumen de residuos y por lo tanto de la contaminación.

.-Preservar los recursos naturales ya que la materia reciclada se reutiliza.

.-Ahorrar energía, ya que se necesita menos energía a la hora de fabricar un objeto con material reciclado.

.-Reducir la contaminación.

Reciclando ganamos todos.

La amoladora o radial es una herramienta que hace girar un disco a altas velocidades. Según el disco que elijamos, podremos hacer una u otra tarea de bricolaje. Podremos cortar, lijar, pulir abrillantar…

A la hora de elegir la que más nos conviene, nos fijaremos en los siguientes aspectos:

*Tamaño de la amoladora

El tamaño lo marca el diámetro del disco a utilizar, según este parámetro, las dividiremos en:

1.-Miniamoladoras, que usarán discos entre 115 y 125 mm. Ideales para trabajos donde haga falta tener mucha movilidad, ya que son muy ligeras. Recomendadas para cortes de tuberías, decapar metal o madera, cortar cerámicas, azúlelos… hasta espesores entre 20 y 30 mm.

2.-Amoladoras grandes, usan discos de 230mm. Son más potentes ya que se usan para trabajos más pesados. Con ellas trabajarás hasta espesores de 60 mm.

*Potencia

A mayor potencia (vatios) mayor capacidad de trabajo. Las potencias suelen ser de 750W, 1500W y de más de 1500W.

*Discos

Según el trabajo que se vaya a realizar, utilizaremos un tipo de disco u otro. Duros para corte y más blandos para pulidos y abrillantados.

*Velocidad regulable

Al poder regular las revoluciones, podemos ponerla más rápido o más lento según el trabajo a realizar.

Este tipo de herramientas hay que utilizarlas con mucha precaución por su potencia y porque el disco queda al descubierto.

No hay que usar la amoladora sin colocar el protector que resguarda de las chispas.

Utiliza siempre guantes y gafas protectoras a la hora de trabajar con la amoladora.

Utiliza disco de calidad para no tener sorpresas a la hora de hacer los cortes que necesites, y no te olvides de desconectarla de la red cada vez que vayas a cambiar el disco.

 

¿Quieres cambiar tu grifo de lavabo pero no te atreves porque crees que es difícil? Te dejamos estas sencillas instrucciones para que veas que lo puedes hacer  tu sin ningún problema.

Herramientas necesarias:

*Llave inglesa

*Lave fija

*Grifo de lavabo

Con estos sencillos pasos lo cambiarás en un momento:

Paso 1: Cierra las llaves escuadra que alimentan el grifo.

Paso 2: Abre la palanca del grifo para que salga el agua almacenada en él y no te mojes al sustituirlo.

Paso 3: Suelta los latiguillos que unen las llaves escuadra al grifo.

Paso 4: Suelta la tuerca que sujeta el grifo al lavabo.

Paso 5: Sustituye el grifo antiguo por tu nuevo grifo.

Paso 6: Aprieta la tuerca que sujeta el grifo al lavabo.

Paso 7: Aprieta los latiguillos que unen las llaves escuadra al grifo.

Paso 8: Abre las llaves escuadra que alimentan el grifo.¡Asegúrate que los latiguillos no fugan!

¿Ves qué fácil es cambiar le grifo?

En nuestro canal de Youtube te dejamos más vídeos para que tus tareas de mantenimiento del hogar sean más sencillas.

 

 

 

La factura de la luz es sin duda una de las más elevadas dentro de la economía doméstica. Y  aunque nos cueste reconocerlo, a veces, nuestra gestión en el uso de la electricidad no es la más idónea.

Vamos a ver cómo gestionar el gasto de electricidad en el uso de nuestros electrodomésticos caseros.

Hay que tener en cuenta que prácticamente el 60% del consumo de electricidad en nuestro hogar se va en los electrodomésticos.

* El aire acondicionado: es uno de los electrodomésticos de mayor gasto de electricidad en verano. Cada grado que bajamos nos supone un incremento en el consumo del 5%. Mantén limpios los filtros e intenta aislar tu vivienda del calor lo mejor posible, cierra ventanas en las horas de más calor, pon toldos…

* El frigorífico: es otro de los electrodomésticos que más consumen. Mantén la parte trasera limpia de polvo, no lo pongas cerca de focos de calor, no metas productos calientes, procura no dejarlo abierto y no bajes en exceso la temperatura.

* La lavadora y lavavajillas: consumen menos de lo que podemos pensar, supone menos del 11% del consumo total de los electrodomésticos de una casa. Aún así os aconsejamos que los empleéis a

plena carga para ahorrar en el consumo.

* La televisión, ordenador… a pesar de no representar un consumo elevado recomendamos no dejar estos aparatos en stand bay cuando no los utilicemos.

 

Por lo general recomendamos utilizar los aparatos eléctricos de la casa en zonas horarias de menor coste eléctrico.

Cuando vayas a comprar un electrodoméstico nuevo fíjate en la etiqueta de eficiencia energética, aunque pagues un poco más por un aparato más eficiente, con el tiempo te compensará en tu factura de la luz.

Página siguiente »